CEREALES Y GRANOS INTEGRALES SIN GLUTEN

 

cereales-sin-gluten-para-celiacos

La celiaquía, las alergias al trigo y la intolerancia gluten han incrementado notablemente hoy día. Muchas personas, en vez de consumir los desvitalizados productos sin gluten a base de harinas refinadas y que además contienen azúcar optan por tomar cereales integrales libres de gluten. Los cereales refinados tienden a causar inflamación en el cuerpo, la cual puede llevar a toda clase de problemas de salud. Si llevas una dieta libre de gluten, pero sigues comiendo alimentos procesados y refinados te desmineralizarás y el aporte de energía vibracional será bajo.

Aquí tienes 10 cereales integrales y sin gluten que puedes incorporar en tu alimentación cotidiana para conseguir un nivel más óptimo de energía y mantenerte saludable.

  1. Arroz integral: De grano redondo o largo, en sus variedades Jazmín o Basmatti (muy aromáticos los dos). Los puedes usar para elaborar postres como el arroz con leche o tartas de crema de arroz. Con el arroz glutinoso o dulce se elabora el mochi, muy indicado para fortalecer el organismo.También puedes recurrir a sus derivados como los copos de arroz, la harina de arroz o el arroz inflado y tomar de vez en cuando natillas de arroz o leche de arroz.
  2.  Arroz salvaje: Lo puedes mezclar con cualquier variedad de arroz integral para elaborar deliciosos risottos, ensaladas de arroz o melosos de arroz.
  3. Maíz. ¡Sí, el maíz es un cereal integral! Asegúrate que no sea transgénico. Puedes tomarlo en mazorca, hervido o a la brasa o usarlo para hacer palomitas. Con la harina de maíz se pueden hacer bases para pizza y galletas.
  4. Amaranto. Este grano  que no es propiamente un cereal pues pertenece a la familia de las amantaceas, crece en Perú y en las regiones altas de Ecuador, Bolivia y Argentina. Es rico en calcio, hierro y vitamina C. queda delicioso en sopas.
  5. Trigo sarraceno: Tampoco es un cereal sino una poligonácea. contiene elevadas cantidades de zinc, potasio cobre, manganeso y proteínas. En las regiones mediterráneas se puede tomar en ensalada con verduras escaldadas ya que así es menos yang. Con el trigo sarraceno se elaboran las pastas orientales denominadas soba, deliciosas en caldo dashi con tempura de verduras por encima. Además, con la harina del trigio sarraceno puedes hacer deliciosas crèpes dulces o saladas que son un plato típico de la Bretaña francesa.
  6. Quinoa. Alto en proteínas este pseudo-cereal es muy consumido en américa Latina.
  7. Mijo: destaca por su contenido en vitaminas B, B9, B6, B2, B3, fósforo, magnesio, hierro y cinc. Es muy dúctil a la hora de cocina y admite tanto sabores dulces como salados. También es muy maleable pudiéndose usar para hacer bases de pizza o croquetas.
  8. Teff. Es ideal para combinar con otros cereales para hacer pan, pasteles, galletas y barras nutricionales..

©Artículo escrito por Agnès Pérez . Todos los derechos reservados. Lo puedes compartir desde esta web. Si deseas difundirlo en otra web o revista, ponte en contacto conmigo.

Más información sobre consultas y cursos de macrobiótica:

agnesmacrobiotica@gmail.com

Tlf: 638 893 371.