Energía y efectos de los diferentes tipos de verduras en el organismo

FreshGreenProduce[1]
Wasabi-on-Chopping-Board_377_450_c1[1]
raiz-bardana[1]
zapatos de col

Las verduras y hortalizas se pueden dividir en tres grandes grupos según el efecto que tienen en las diferentes partes de nuestro cuerpo. son los vegetales de hoja, raíces o  verduras redondas. A su vez, cada verdura tendrá un efecto energético diferente según su propia naturaleza de enfriar (yin)/calentar(yang) o neutro, hacia arriba/abajo/centro o contractivo (yang)/expansivo (yin).

  • Las verduras de hoja verde son: berros, brócoli, col rizada, col china, parte verde del puerro, hojas de mostaza, de rabanito, de zanahoria o de nabo, rúcula, diente de león, cebollino, perejil, alcachofas, lechuga, escarola, endibias, apio, etc. Su efecto general es refrescante y expansivo. Nutren y reavivan los órganos de la parte superior del tronco ya que tienen una energía ascendente.
  • Las raíces son: zanahoria, nabo, daikon, bardana, chirivía, napícol (nabo naranja), rabanito, rábano blanco, rábano negro, raíz de lotus, patata de montaña.Las funciones principales de las raíces son: anclaje (o arraigo), absorción y almacenamiento. La raíz estabiliza la planta entera, dándole aguante y resistencia. Y es en tu intestino y órganos de la parte baja del vientre, tu raíz, donde las raíces vegetales actúan a nivel energético.

    Las raíces, energéticamente proporcionan un potencial aumentado de absorción y asimilación al tracto digestivo. Además nos aportan una energía muy estabilizadora, fortaleciendo las cualidades del aguante, la confianza, tocar tierra (física y mentalmente), la concentración, la persistencia y la voluntad; nos dan mucha fortaleza. Las raíces, como los intestinos humanos, funcionan y prosperan según su abastecimiento externo de alimento. Mediante la absorción y asimilación, la raíz proporciona a la planta nutrientes vitales y si no dispone de una nutrición adecuada, la planta entera sufrirá. Sin embargo, si el suelo es rico y vital, la planta entera prosperará.

    Los efectos energéticos de los vegetales de raíz pueden determinarse por la forma y estructura de la raíz, así como por su sabor y color:

    1- Tubérculos (patatas, batatas y ñames): son raíces hinchadas con el alimento de invierno de la planta. Son feculentos, dulces de sabor y producen un efecto frío y húmedo en la parte baja del cuerpo.

    2- Raíces largas: como zanahorias, bardana, raíz de daikon y chirivía son algunos ejemplos. Estos vegetales tienen un efecto muy directo en los intestinos grueso y delgado, la vesícula y las partes centrales de los órganos reproductores (úteroy próstata).

    Con la excepción del daikon, las raíces mencionadas tienden a concentrar energía en estos órganos, en especial cuando están cocidas. Producen un efecto cálido y seco o cálido y húmedo en la parte baja del cuerpo. Sus propiedades energéticas son penetrar hacia abajo y adentro. (El daikon es una excepción pues crea una condición fría y húmeda en la parte baja del cuerpo, en especial si se come crudo).

    3- Raíces redondas: como rábanos, nabos, cebollas (las cebollas son realmente bulbos ,pero crecen bajo tierra), remolachas y apios. Este grupo de raíces tiene generalmente más agua que las raíces largas y como el resto tienen sabores picante, dulce y amargo. Generalmente maduran más pronto que las raíces largas.

    También producen un efecto energético en los órganos bajos del cuerpo. Su carácter hinchado y redondeado les da la habilidad para relajar dulcemente estos órganos, en especial cuando están cocidos. Sin embargo, las variedades picantes (como cebollas y nabos), al comerse crudos, tienen la habilidad de liberar rápidamente tensión y exceso de calor en los órganos bajos.

    Las raíces redondas tienden a crear condiciones cálida y húmeda o fría y húmeda en la parte baja del cuerpo. Sus propiedades energéticas son hundir hacia abajo y afuera.

    4- Raíces irregulares: este grupo incluye raíces de formas raras como las raíces de diente de león, rábano picante y gengibre. Muchas variedades de esta categoría tienen sabores picante fuerte o amargo fuerte. Las variedades picante tienen un efecto fuertemente dispersante en el cuerpo y las variedades amargas y efecto secante, purgante y fortalecedor.

    En esta categoría se encuentran muchas plantas medicinales. Las propiedades energéticas de las raíces irregulares incluyen dispersión hacia abajo y afuera o reunión hacia abajo y adentro.

  • Redondas: col, col lombarda, coliflor, col de Bruxelas, col gallega, cebolla, calabaza, colinabo. dan un dulzor natural y reforzarán el plexo solar (centro de nuestras emociones). Su energía tiene como efecto principal centrar, estabilizar y calmar. Estas plantas crecen muy cerca del suelo y por lo general su sabor es más dulce que el de las verduras de raíz, que crecen bajo tierra, o que las verduras de hojas que crecen sobre tierra. Desde un punto de vista energético tienen un efecto en los órganos estómago, bazo y páncreas, situados en la mitad del cuerpo.
  • Se recomienda el uso ocasional de:  lechuga, escarola, endibias, pepino, germinados, champiñones y setas, guisantes, calabacín, espárragos y  evitar las solanáceas (tomate, berenjena, pimiento, remolacha, espinacas y acelgas) pues son muy acidificantes,  tienen una energía muy expansiva (muy yin)  y consumidas en una dieta sin lácteos podrían afectar al equilibrio del calcio o crear desajustes si el organismo está en fase de recuperación o detoxificación. .
  • Evitar también: Las conservas y los congelados.

Preferentemente, consumir las verduras frescas, de la estación y de cultivo biológico, cepillándolas suavemente antes de cortarlas y si no se encuentran ecológicas, pelarlas antes de cocinarlas.

Recetas:

Hojas verdes al vapor

Se aconseja consumir este plato a diario en el almuerzo y cena. Es importante que especialmente las verduras de hoja sean biológicas.

Lavar y cortar las hojas. Colocarlas en una vaporera y cocinarlas hasta que queden un poco crujientes y brillantes. El tiempo dependerá del tipo de hoja: berros (30 segundos), col rizada (3mn), hojas de rabanito, brécol, hojas de zanahoria, hojas de mostaza…

Raíces y hojas al vapor

Colocar en una olla primero agua hasta cubrir el fondo, las raíces y luego las hojas todo cortado a trozos pequeños.

Tapar y cocinar a fuego alto 3-5 mn.

Al final de la cocción, añadir un poco de miso o shoyu.

Cocinar a fuego lento, 1mn. más.

Sugerencias:

  • Zanahorias y sus hojas
  • Nabos y sus hojas
  • Rábanos y sus hojas
  • Rabanitos y sus hojas

Kimpira:

La kimpira es un estilo de cocción para las verduras que consiste en un salteado largo (unos 20mn) con poco aceite de sésamo, muy poca agua y un poquito de shoyu. La palabra kimpira designa pues la combinación de un estilo de cocción más un estilo de corte.

El primer paso es lavar y cepillar las raíces, y pelarlas si no son biológicas. Las cortamos en diagonal a rodajas finas.Cortar las rodajas de raíces a palitos, tipo cerillas. Poner un poco de aceite de sésamo en el fondo de la sartén, salteamos removiendo 2 ó 3 minutos las raíces antes de echar un poco de agua que cubra el fondo de la sartén y dejar que se cocine a fuego lento y tapado durante 20mn más aproximadamente, cuidando de que no se acabe el agua y evitando remover con la pala de madera ya que las tiritas de raíces se rompen con facilidad. Cuando se haya acabado el agua y las raíces estén tiernas, destapar la sartén, añadir dos gotitas de shoyu y dejar que se cocine 2mn más.

Si tienes dudas, consulta la receta paso a paso clicando en la palabra kimpira más arriba.

Col prensada

Lavar y cortar finamente la col. Colocarla en un plato hondo. Espolvorear un poco de sal por encima y mezclarla. Prensar durante media hora con otro plato hondo del mismo tamaño que el anterior, colocando peso encima (por ejemplo, una garrafa de agua). Desechar el agua antes de servir.

Ésta es una manera de hacer pickles rápidamente. Se pueden comprar prensas especiales para verduras y hacerlas con la prensa..

©Artículo escrito por Agnès Pérez. Todos los derechos reservados. Lo puedes compartir desde esta web. Si deseas difundirlo en otra web o revista, ponte en contacto conmigo.

Más información sobre consultas y cursos de macrobiótica:

TLF: 638  893 371