REMEDIOS MACROBIÓTICOS CASEROS

USO, APLICACIÓN Y EFECTIVIDAD DE LOS REMEDIOS MACROBIÓTICOS CASEROS MEDICINALES

Acostumbradas a la cultura de la medicina alopática que palia los síntomas de las diferencias dolencias o desajustes mediante medicamentos, las personas tienden a querer remedios rápidos y efectivos cuando su organismo se está liberando de toxinas físicas y/o emocionales a través de, por ejemplo, un resfriado, migraña, diarrea/estreñimiento, malestar gástricos, fiebre, etc.

Comer y vivir lo más equilibradamente que sabemos no nos exime de malestares puntuales, cada vez más escasos y rápidos de solucionar con remedios naturales si gozamos de una buena salud que deriva en un organismo sensible al efecto de plantas y alimentos no procesados. los remedios macrobióticos medicinales, que pueden ser desde un plato-menú, una bebida a base de hierbas típicas de la zona en que vivimos o productos muy efectivos como la umeboshi, el miso, tamari o el kuzu (los cuales se pueden elaborar en casa o comprar a productores europeos y se consumen muy esporádicamente en caso de necesitarlos) , un emplasto o baño, compresas u otros.

A la vez, pretender curar un desajuste que se repite con frecuencia sólo paliando los síntomas físicos tanto con medicinas como con productos naturales es un auto-engaño si no se revisa y reajusta tanto el estilo de vida como la alimentación o las circunstancias que están provocando el desajuste o dolencia, así que lo correcto, en mi opinión, es  usar estos remedios macrobióticos caseros dentro del contexto de una alimentación equilibrada y natural y de un estilo de vida saludable. También es importante aplicarlos con el conocimiento del Principio Único ya que las diferentes combinaciones de productos tienen efectos diferentes según cuál es el origen energético del malestar y según cuál sea nuestra condición personal.

Si se está siguiendo cualquier tratamiento prescrito por un profesional médico, la persona que se plantea recurrir a estos remedios deberá consultar con su médico u otro profesional cualificado de la salud la idoneidad y compatibilidad de los remedios que quiere emplear. En ningún caso son un sustituto de la medicación pero pueden ser de gran ayuda si su empleo es el adecuado.

©Artículo escrito por Agnès Pérez. Todos los derechos reservados. Lo puedes compartir desde esta web. Si deseas difundirlo en otra web o revista, ponte en contacto conmigo.

Más información sobre consultas y cursos de macrobiótica:

TLF: 638  893 371