PROPIEDADES DE LAS AZUKIS Y RECETAS PARA POTENCIAR TU VITALIDAD

La azuki (nombre botánico: vigna angularis) es una legumbre de color rojo oscuro brillante de sabor dulce y textura melosa con forma de riñón. En macrobiótica se incluye en el grupo de las proteínas vegetales de uso frecuente (varias veces semanales, sobretodo en otoño-invierno) y se cocina tanto en estofados, combinada con cereal integral, como en ensalada o postres.

Propiedades principales

En Medicina Oriental la judía azuki (o aduki) se asocia con el elemento agua ya que vigoriza los riñones y es diurética. Además es una de las legumbres más digestivas si se cocina adecuadamente y ayuda cuando hay problemas de estreñimiento.

Es un buen regulador del nivel de azúcar en sangre que se recomienda en caso de hipoglucemia. El extracto de proteínas de las azuki inhibe la alfa-glicosidasa intestinal, que disminuye la absorción de carbohidratos, reduciendo así los picos en los niveles de glucosa después de las comidas.

Las mujeres lactantes pueden comerlas para aumentar la cantidad de leche materna. Se puede toma para potenciar la energía sexual y cambiar condiciones de frio interno.

A nivel nutricional, 100gr de azukis aportan:

Carbohidratos 56.97 g
 Fibra alimentaria 16.8 g
Grasas 0.23 g
Proteínas 17.3 g
Tiamina (vit. B1) 0.264 mg (20%)
Riboflavina (vit. B2) 0.147 mg (10%)
Niacina (vit. B3) 1.649 mg (11%)
Ácido pantoténico (vit. B5) 0.989 mg (20%)
Vitamina B6 0.221 mg (17%)
Calcio 64 mg (6%)
Hierro 4.6 mg (37%)
Magnesio 120 mg (32%)
Manganeso 1.318 mg (66%)
Fósforo 386 mg (55%)
Potasio 1224 mg (26%)
Sodio 18 mg (1%)
Zinc 4.07 mg (41%)

RECETAS CON AZUKIS

00
bombones_azuki
azukis - copia

Cocción básica de las azukis:

Poner a remojo las judías en agua con un trocito de alga kombu durante 8h. Tirar el agua de remojo. Personalmente las cocino a presión durante al menos 1h30 y de este modo las encuentro más digestivas. La sal la añado al final de la cocción, una vez abierta la olla y sigo cociéndola 5mn más. 

Kanten de azuki

Ingredientes: 1 taza de azukis cocidas + 1 taza de su caldo, 1 cucharada sopera. de agar-agar en copos, canela molida, una pizca de sal

Preparación: hierve el agar-agar en el caldo de las azukis con la canela en rama y una pizca de sal durante 5mn o hasta que esté completamente deshecho en el líquido. Tritura las judías con la batidora y pásalas por el chino para quitar las pieles. Incorpóralas al caldo con el agar-gar, remueve y vierte la mezcla en pequeños moldes. Deja enfriar, desmolda y sirve.

Azuki con kombu y calabaza

Ingredientes: 1 taza de azuki, 2 tazas de calabaza, 1 tira de alga kombu (5cm.)

Preparación: Remojar las azukis durante 8h con el alga. Colocar el alga en el fondo de la olla a presión, las azukis con el agua de remojo y la calabaza cortada a cubos encima. Añadir agua si es necesario hasta cubrir la calabaza, llevar a ebullición, hervir durante 5mn a fuego fuerte con la olla abierta, intercalar un difusor de calor entre la olla y el fuego, cerrar la olla, bajar el fuego al mínimo y cocinar de 2h. Cuando transcurra este tiempo, dejar que el vapor salga lentamente si es olla a presión.

Estofado de azukis con raíces

Ingredientes: 1 taza de azuki, 1 taza de cebolla, 1 taza de zanahoria, media taza de chirivía, 1 tira de alga kombu (5cm.)

Preparación: Remojar las azukis durante 8h con el alga. Colocar el alga en el fondo de la olla a presión, las azukis y  encima las verduras cortadas a rodajas. Añadir agua si es necesario hasta cubrirlas, llevar a ebullición, hervir durante 5mn a fuego fuerte con la olla abierta, intercalar un difusor de calor entre la olla y el fuego, cerrar la olla, bajar el fuego al mínimo y cocinar 1h30.. Cuando transcurra este tiempo, dejar que el vapor salga lentamente si es olla a presión.

Crema de azuki con mochi

Ingredientes: 1 taza de azukis, 1 taza de cebolla, 1 taza de zanahoria morada (zafanoria), media tira de apio, 1 tira de alga kombu (5cm.)

Preparación: Remojar las azukis durante 8h con el alga. Colocar el alga en el fondo de la olla a presión, las azukis con el agua de remojo y la verdura cortada a cuadraditos encima. Añadir agua si es necesario hasta cubrir la verdura, llevar a ebullición, hervir durante 5mn a fuego fuerte con la olla abierta, intercalar un difusor de calor entre la olla y el fuego, cerrar la olla, bajar el fuego al mínimo y cocinar de 2h. Cuando transcurra este tiempo, dejar que el vapor salga lentamente si es olla a presión. Triturar todo con la batidora.

Mochi: Cocinar arroz dulce (2 medidas de agua x 1 de arroz) a presión durante 30mn. Cuando esté hecho, dejar salir el vapor lentamente y enfriar. Sentarse en sobre los talones con las rodillas separadas y colocar la misma olla a presión entre las piernas cerca del vientre. Machacar unos 30mn con el palo de un mortero el arroz hasta que quede un a masa pegajosa. Hacer bolas y dejarlas secar 2 ó 3 días. Para consumir se puede tostar ligeramente y tomarlo tal cual o como en esta receta, añadir a un guiso de legumbres, a la sopa de miso…

Ensalada de azuki

Ingredientes: 1 taza de azukis cocidas y escurridas, medio pepino  + 4 rabanitos cortados a medias lunas  y macerados en vinagre de umeboshi, 1 aguacate cortado a cubos, cebollino muy picado, ajo en polvo, puré de umeboshi. aceite de sésamo tostado, 1 cucharadita de melaza de arroz.

Preparación: Mezcla las azukis con el cebollino y  las verduras cortadas y maceradas. Haz una salsa diluyendo 1 cucharada de puré de umeboshi en un poco de agua, añade aceite de sésamo tostado, ajo en polvo y melaza. Aliña la ensalada con ella y ponla en la nevera un rato para que refresque.

Bombones de azuki

Ingredientes: 1 vaso de azukis, 10 nueces, ¼ de vaso de pasas, melaza (opcional)

Preparación: Tuesta las nueces y pon a remojo las azukis 8h. Cocína las azukis a presión con las pasas durante 2h cubiertas con 2 dedos de agua (a fuego mínimo). Han de quedar sin líquido. Tritúralos con las nueces, añade un poco de melaza y haz bolitas

Té de azuki

Las judías azuki son pequeñas, rojas y brillantes. Más yang que otras judías. Son originarias del Japón y de Oriente, pero ahora se cultivan en EEUU y en Europa. Para cocinar cualquier azuki está bien, pero para usarlas como remedio medicinal, las cultivadas en Japón son más fuertes.

El té de azuki es bueno para regular las funciones renales y urinarias. Ayuda a producir movimientos intestinales suavemente.

Los problemas renales, a menudo son causados por un consumo excesivo de productos lácteos. En este caso, es mejor usar alga kombu que sal marina para cocinarlas.

Si se añade una pizca de sal, esto se debe de hacer al final de la cocción. Si no se añade ningún aderezo, puede que te sientas un poco débil después de tomarlas varios días.

Para contrarrestar el consumo reciente de proteína animal pesada, toma una tacita de este té durante 3 ó 4 días.

Si estás estreñido/a, reduce el consumo de té de azukis.

Para ayudar a descargar condiciones más pesadas, tómalo diariamente o día sí, día no, o cada tres días durante 3 semanas, dependiendo de tu condición.

PREPARACIÓN 1:  Colar el caldo resultante de la cocción de judías azuki con kombu y beber caliente.

PREPARACIÓN 2: Pon una taza de azukis en una olla con un trozo de 3cm de alga kombu (remojada y cortada finamente). Añade 4 tazas de agua y llévalas a hervor. Baja el fuego, tapa la olla y hierve durante media hora. Quita las judías y bebe el caldo caliente.

VARIACIONES:

Para ayudar a descargar piedras en los riñones, añade media taza de daikon fresco rallado al final de la cocción, después de que hayas colado el caldo. Bebe el líquido y come el daikon.

Para eliminar mucosidades en los riñones o en las vías urinarias, añade media taza de raíz de lotus fresco rallado y prepáralo como en la variación anterior. La raíz de loto ayuda a eliminar cualquier estancamiento incluidas las mucosidades creadas por los lácteos, azúcar o grasas.

Si vas a tomar esta bebida durante varios días seguidos, se ha de yinizar añadiendo un poquito de melaza de arroz o de cebada.

Puedes ver los próximos cursos aquí

Artículo escrito por Agnès Pérez. Lo puedes compartir desde esta web. Si lo quieres usar para alguna publicación, ponte en contacto conmigo.

Más información sobre consultas y cursos de macrobiótica: agnesmacrobiotica@gmail.com

ALIMENTACIÓN MACROBIÓTICA / VEGANA PARA DEPORTISTAS

bks-iyengar2
robert-parish-vegetarian-athlete-644x0_q100_crop-smart
Night-trail-running

Practicar deporte requiere de una energía constante y fuerte que se puede conseguir perfectamente con alimentos vegetales integrales y frescos. Ésta se encuentra básicamente en los hidratos de carbono complejos y en los lípidos. Es importante nutrirnos de diferentes cereales integrales en grano y algunos derivados como la pasta o sémolas integrales varias veces al día, complementados con proteína de buena calidad como son las legumbres, y ocasionalmente tempeh, seitán, tofu y usar una pequeña cantidad de aceite de primera presión frío, preferentemente de oliva virgen extra o de sésamo. La cantidad de carbohidratos de la dieta determina las reservas de glucógeno (glucosa), la resistencia a la fatiga, así como la optimización de las condiciones propias de cada deportista. Además, son imprescindibles las verduras y hortalizas frescas de temporada, ecológicas por supuesto y los frutos secos, semillas y puré de estas oleaginosas. Los estilos de cocción y las combinaciones energéticas de los alimentos son la clave que proporcionará la condición física y mental que deseamos para adaptarla al tipo de deporte al que somos aficionados/as y a nuestros objetivos. Deporte y alimentación saludable son dos aspectos de la vida que no deberían descuidarse. Se necesitan uno al otro para gozar de paz mental y minimizar o erradicar posibles dolencias.

Cada alimento y el conjunto de nuestra dieta y estilo de vida crean determinadas vibraciones en el cuerpo-mente según la constitución y condición de quien lo ingiere. No existen pautas fijas o una dieta mejor que otra; la mejor dieta para cada cual nace de su consciencia, de una previa limpieza interna y de la observación de lo que conviene en cada momento para evolucionar y mantener un nivel de salud óptimo. Así, nuestra alimentación ha de variar según la intensidad del deporte que hacemos o si lo que perseguimos a través de una disciplina física es un impacto sobre nuestra actividad mental o si siendo veganos/as también practicamos ejercicio físico.

Por ejemplo,

Para favorecer la concentración mental:, toma: más cereales integrales y legumbres, pequeñas cantidades de frutos secos y semillas, raciones pequeñas, sopas y potajes, verduras cocinadas. EVITA: azúcar y dulces, alcohol, drogas, comer en exceso, mucha ensalada y fruta cruda, alimentos enlatados y congelados.

Para favorecer la actividad física:, toma: ensaladas, verduras de hoja, frutas, más proteínas de origen vegetal, sobretodo legumbres cocinadas de manera dinámica, cereales en ensalada o con salteados de verduras. EVITA: grasas, carnes y proteína densa guisadas y en salsa, más de un 40% de cereales y legumbres, exceso de sal, miso, shoyu o tamari.

Para favorecer la meditación o la práctica del yoga: aunque no sean deportes, sí contienen una parte de ejercicio físico de más o menos intensidad para modelar nuestra postura corporal, favorecer un impacto calmado y profundo en nuestra respiración y por tanto un efecto fisiológico sobre la salud de todos nuestros órganos y sistemas, de los cuales el sistema nervioso y por ende nuestra actividad cerebral, son los mayores beneficiados.Toma: cereales integrales, legumbres, verduras, frutas y frutos secos. EVITA: cualquier tipo de proteína animal, alimentos refinados y procesados, la cocina y los alimentos excesivamente secos, azúcar, lácteos.

Empezando el día…

Los desayunos, al ser la primera comida del día, han de ayudar a mantener una energía estable durante toda la mañana. Se puede elaborar, según lo que se prefiera tomar o según sea la práctica física, antes o después de ésta. Puedes empezar tomando una bebida-remedio macrobiótico o simplemente una crema de cereales. La  crema de cereales de arroz (integral), de mijo, de arroz con cebada, de quinoa, de amaranto, de copos de avena, kokoh, de muesli… Prueba cambiar de sabor y hacerla dulce o salada según te apetezca. Aquí tienes la receta básica:

Crema de arroz integral:

Ingredientes: 1 taza de arroz integral, 7 a 10 tazas de agua, una pizca de sal o 1 trocito de alga kombu.

Preparación: Lavar bien el arroz (3 veces), colocar un trozo de alga kombu en el fondo de la olla, poner el arroz, añadir el agua, llevar a ebullición, hervir durante 5mn a fuego fuerte con la olla abierta, intercalar un difusor de calor entre la olla y el fuego, cerrar la olla, bajar el fuego al mínimo y cocinar de 1h30 a 3h.Cuando transcurra este tiempo, dejar que el vapor salga lentamente si es olla a presión.

Esta crema se puede hacer con cualquier cereal de uso regular. Resulta muy energética para el desayuno. Aderézala con semillas de sésamo, 1 ciruela umeboshi o cocinar con verduras cortadas a trozos pequeños o con algo de fruta seca (pasas, ciruelas pasas…), una cáscara de limón, una pizca de canela… También puedes cocinar ocasionalmente pasteles o tartas con los cereales integrales de cus-cus, de mijo, de polenta, de sémola de arroz, tarta de compota. En el monográfico especial sobre desayuno que imparto te doy muchísimas opciones deliciosas, creativas y saludables para que cada desayuno sea una fiesta y no te aburras nunca por repetir.

Prueba la variedad de tés y hierbas sin excitantes o bajos en teína: bancha, kukicha, genmai cha, té verde, té blanco, té Mu, té rooibos, té po-er, infusiones de hierbas, té de azuki, té de raíz de loto, té de bardana, té de soja negra, café de cereales… A menudo y por costumbre se piensa que un café es imprescindible pero el organismo ya está despierto y suficientemente activo. Si tu alimentación es la correcta, te levantarás siempre con ganas de actividad, alegre y a la vez relajado/a.

La leche la puedes sustituir por bebidas vegetales de arroz, de avena, de kamut, de quinoa, de almendras… Hacerlas en casa es muy fácil, económico y más ecológico pues se evitan los envases tetrabrik.

Ejemplos de menús para deportistas

A continuación comparto la que puede ser tu alimentación durante dos días con menús estándar para que elijas el que más te conviene según la intensidad de tu práctica deportiva. El primero es más ligero, aconsejable si quieres efectuar digestiones rápidas para practicar al poco tiempo de comer, si bien se ha de dejar pasar al menos 1h30 entre la comida y los posibles esfuerzos. Siempre es más saludable el movimiento y se consiguen mejores efectos con el sistema digestivo vacío.

El segundo menú tiene como objetivo ayudarte a recuperar fuerzas después de entrenamientos o prácticas intensas. Es más contundente e idóneo para saciar las apetencias de proteína animal que pueden darse tras un desgaste mayor de energía.

Puedes evitar el tentempié de media mañana y la merienda si tu nivel de azúcar está equilibrado, no tienes hambre o deseas sentirte más liviano/a.

Hay bastantes recetas explicadas en mi blog a las que puedes acceder clicando sobre el nombre del plato.

45479-p11

MENÚ 1 – OPCIÓN LIGERA Y ENERGÉTICA

Desayuno

  • Zumo de zanahoria y jengibre (Si tu condición no es dispersa, comenzar el día con un licuado vegetal de verdura o verduras/fruta, nos ayuda a relajar y refrescar el organismo, además del aporte vitamínico, efecto antioxidante y fortalecedor del sistema inmunológico).
  • Crema de mijo con canela, cáscara de limón, semillas de sésamo tostadas y ligeramente molidas y un poco de melaza de arroz.
  • Té kukicha.

A medía mañana

Almuerzo

  • Sopa de Kimpira (Esta sopa calentita incrementa la vitalidad, y por lo tanto es beneficiosa si hay cansancio, tonifica el sistema digestivo, refuerza la sangre y calma las emociones)
  • Ensaladilla de quinoa con tofunesa
  • Brócoli escaldado con salsa verde y gomasio de alga nori (Tomar verduras verdes poco hechas o crudas en cada comida es importante por su riqueza en magnesio (participa en la relajación muscular), ácido fólico (necesario para la producción de glóbulos rojos), calcio y vitamina K (vitales para unos huesos sanos y fuertes) y hierro vegetal. ¡Inclúyelas a diario en tus menús!
  • Bombones de azuki con nueces (la judías azuki tienen un alto contenido de vitamina B1 o tiamina una de los principales productores de energía y contribuyente del metabolismo de grasas, por ende de la desintoxicación del organismo. Estas legumbres son muy digestivas, fácilmente asimilables por el organismo de tal modo que no producen gases intestinales ni flatulencias como sucede con la gran mayoría de legumbres. Además, regulan la glucemia, favoreciendo la erradicación de los altibajos de azúcar).

Merienda

  • Pudding de chía con almendras, chips de manzana y orejones (las semillas de chía son una excelente fuente de fibra y antioxidantes, calcio, proteínas y ácidos grasos omega 3 (ácido alfa-linolénico) ALA de origen vegetal. Christopher McDougall, corredor de ultramaratones y autor del libro “Born to Run” acredita las semillas de chía como un alimento excepcional para los atletas.En términos de contenido nutricional, una cucharada de chía es como un batido hecho de salmón, espinacas y hormonas de crecimiento humano“, escribe).

Cena

  • Caldo de verduras dulces (Ayuda a relajar el páncreas y a equilibrar el nivel de azúcar después de entrenamientos intensos o circunstancias que pueden provocar tensión orgánica/emocional)
  • Espaguetis de sarraceno con verduras salteadas al wok y picatostes de tempeh
  • Ensalada dúo de coles prensadas con salsa de yogur vegetal al comino
  • Café de cereales “yannoh”
20424018_494198514263069_4086931855857208320_o

MENÚ 2 – OPCIÓN PARA REGENERAR FUERZAS

Desayuno

  • Sopa de miso con alga wakame, verduras de hoja verde y mochi. (Tomar sopa de miso por las mañanas ayuda a activar el organismo, a alcalinizarlo y es un sustituto saludable del café. Es ideal en las mañanas de invierno antes de salir a correr o en bici ya que, añadiendo unas cucharadas de cereal integral, proporcionará una gran energía a la vez que nutrirá adecuadamente)
  • Crema de avena en grano con dátiles y nueces tostadas. (la avena es el cereal que se da a los caballos de carreras para conferirles tanto fuerza como un pelaje sedoso precioso. Tómala si tu constitución es de bajo peso).
  • Té kukicha

A media mañana

Almuerzo

  • Espaguettis de sarraceno en caldo de algas con tempura de raíces y calabaza.
  • Guiso de seitán al escabeche con arroz basmatti (el consumo de proteína vegetal, como el tofu, tempeh o seitán, que proviene del gluten de trigo, son una buena opción para evitar la proteína animal cuyo consumo es tan común y a veces excesivo entre deportistas. Prueba este plato estofado que te proporcionará la misma calidad energética pero con ingredientes 100% vegetales)
  • Rollos de col china rellenos de verduras con salsa de tahin (el tahin o puré de sésamo forma parte de las grasas saludables y tiene un elevado contenido en calcio, tan importante en el mecanismo de contracción muscular y para mantener potente nuestra estructura ósea)
  • Crumble de manzana

Merienda

  • Almendras tostadas con pasas

Cena

  • Crema de calabaza a la naranja
  • Croquetas de mijo con salsa “tomato” (el mijo es el cereal más energético, indicado en circunstancias de desgaste físico e intelectual. Además, se digiere fácilmente ya que no contiene gluten y se cocina en poco tiempo. Prueba también la salsa “tomato” hecha con zanahoria, remolacha y un poco de puré de umeboshi. Las zanahorias son también una gran fuente de hierro y betacarotenos, dotadas de numerosos minerales y oligoelementos como el cobre, calcio, potasio, manganeso y fósforo. Estos minerales sirven diversos fines. Por ejemplo, el cobre es un mineral vital utilizado por el cuerpo para los huesos y la producción de tejido conectivo, así como para la codificación de enzimas específicas, tales como aquellos para la eliminación de los radicales libres y la producción de melanina. El calcio también es útil para fortalecer los huesos)
  • Ensalada de legumbres  (lentejas con berros)
  • Ame-kuzu

 

Nota: Si tu alimentación es vegana, recuerda comprobar mediante analíticas regulares que no tienes carencias. No tiene porque haberlas, pero suele ser necesaria la suplementación con B12, otras vitaminas y minerales.

Artículo escrito por Agnès Pérez©. Lo puedes compartir desde esta página. Si deseas usarlo para cualquier otra web o revista, por favor, contacta conmigo.

Más información sobre consultas y cursos de macrobiótica:

agnesmacrobiotica@gmail.com

TLF: 638  893 371

 

ALIMENTACIÓN Y ESTILO DE VIDA MACROBIÓTICOS PARA UN BUEN FUNCIONAMIENTO DEL SISTEMA HORMONAL MASCULINO.

10

LAS HORMONAS MASCULINAS

Las mujeres tienen un ciclo menstrual definido que les permite saber cómo funcionan sus hormonas. En cambio, ¿qué sucede con  los hombres? Aunque ellos no están sujetos al mismo ciclo regular que las mujeres están también ampliamente influenciados por sus  hormonas.

Las hormonas masculinas se denominan andrógenos. La principal y más conocida de todas ellas es la testosterona, símbolo de virilidad, fuerza y dinamismo. Esta hormona se encuentra en los hombres y también en las mujeres, aunque en una cantidad muy inferior.  En el hombre, los andrógenos se fabrican en los testículos (en el caso de la testosterona) y en las suprarrenales (en el caso de otros andrógenos como la dihidroepiandrosterona o DHEA). La testosterona inicia la etapa de la pubertad y es el origen de la aparición de las características sexuales masculinas presentes en el estado embrionario:

–          Del desarrollo de los órganos genitales (crecimiento del pene y de las glándulas que intervienen en la reproducción);

–          De la aparición de las características sexuales secundarias  (modificación de la voz, aparición de vello, desarrollo muscular).

Con estas características físicas se combina una modificación del comportamiento: energía, tonificación, combatividad y aparición del deseo sexual. La testosterona llega a su nivel más alto durante la adolescencia, llegando a su apogeo aproximadamente a la edad de 17 años.

Durante la edad adulta, la secreción de testosterona es permanente y permite mantener las características sexuales secundarias y el buen funcionamiento del sistema reproductor.

A partir de los 30 años, la cantidad de testosterona disminuye anualmente  un 1% , aproximadamente. En principio, esta disminución progresiva no provoca alteraciones en la salud. En cambio, en el hombre maduro, su déficit puede provocar numerosos problemas ya que la testosterona está relacionada a una gran cantidad de funciones orgánicas.

LAS FUNCIONES DE LA TESTOSTERONA

La testosterona es el principal andrógeno tanto en cantidad (entre 5 y 6 mg/24h) como en actividad biológica. Se sintetiza a partir del colesterol, principalmente en los testículos y controlada por el hipotálamo y la hipófisis que genera hormonas que actúan en su producción ( FSH y LH). Por un lado, su acción se ejerce localmente en los testículos donde inicia la espermatogénesis (fabricación de espermatozoides). Por otro lado, juega un papel mucho más importante en el organismo a través de su intervención en numerosos sistemas: psiquismo, médula ósea, músculos, huesos, tejido adiposo, líbido, etc.

Actúa en las zonas periféricas a través de un metabolito, la dihidrotestosterona o DHT.

La testosterona es imprescindible para el mantenimiento del peso adecuado ya que estimula el metabolismo de la glucosa. Su insuficiencia favorece el aumento de la grasa abdominal. Favorece el crecimiento muscular y cuando su nivel es bajo, se suele dar una disminución de la masa muscular que puede provocar bajadas en las hormonas del crecimiento creando una condición asténica. La baja en los niveles de testosterona provoca una disminución de la potencia cardiaca y problemas cardio-vasculares, arritmia, ateroesclerosis, hipertensión,etc.

También baja los niveles de colesterol total y el del LDL (el “malo”).

Juega un papel primordial en el crecimiento óseo; los niveles bajos favorecen la aparición de osteoporosis y de fracturas.

Influye en la calidad del sueño y cuando su nivel es insuficiente el sueño es agitado, lo que engendra un círculo vicioso: la falta de sueño provoca una baja en los niveles de testosterona lo cual a su vez, crea problemas de agitación durante el sueño.

El cerebro posee receptores para la testosterona: un nivel correcto es necesario para una buena memoria y es un anti-depresivo natural. Su falta provoca pérdidas de memoria y reduce la capacidad de aprendizaje.

La testosterona es la hormona del deseo y de la sexualidad. Es necesaria para la erección y para la eyaculación; facilita las sensaciones placenteras y el gozo. Un nivel bajo provoca alteraciones en la calidad de la vida sexual.

Durante la pubertad, permite el desarrollo de todos los órganos sexuales, incluída la próstata. Ésta contiene receptores del DHT, el metabolito de la testosterona. Así, el buen funcionamiento y el volumen de la próstata se mantienen bajo la influencia de los niveles de testosterona.

Tal y como se puede comprobar, la testosterona  gestiona parámetros de la salud muy  importantes y su déficit puede acarrear múltiples consecuencias relacionadas tanto con problemas sexuales y disminución de la líbido como con problemas de fertilidad o altibajos emocionales.

EL DÉFICIT DE TESTOSTERONA

En los hombres jóvenes, la carencia de testosterona es generalmente la consecuencia de enfermedades o de accidentes (mal funcionamiento o tumor en la hipófisis, cáncer de testículos o infecciones como el VIH). En un hombre con buena salud, los niveles sanguíneos de testosterona oscilan entre 12 y 40 nmol/l los cuales varían a lo largo del día (es más alto por la mañana, de donde proviene la famosa erección matutina) y en función de la estación del año (culmina en otoño).

Los hombres pueden sufrir bajadas en el nivel de testosterona a partir de los 30 años. Pero, al contrario que durante la menopausia de las mujeres en la que cesa completamente la actividad de las hormonas sexuales, en los hombres, la disminución de la testosterona en sangre es progresiva y  solo afecta a algunos de ellos. Entre los 30 y los 80 años afecta a un 6% de los hombres; a los 60 años, a 1 hombre de cada 5 y después de los 70 años, a 1 hombre de cada 3. En realidad, más que hablar de andropausia, sería mejor referirnos a un déficit androgénico relacionado con la edad que incluye ciertos fenómenos fisiológicos. Aunque bajen considerablemente sus niveles de testosterona, los hombres siguen siendo fértiles. Es la calidad de su esperma la que va cambiando y degenerando siendo ésto una de las posibles causas de la infertilidad masculina.

Otros síntomas molestos que pueden afectar su calidad de vida son: el exceso de peso, aumento de la fatiga, cambios repentinos de humor e incluso tendencias depresivas.  Como estos síntomas son similares a los del envejecimiento, pocos hombres hacen caso de ellos y toman parte activa en incidir sobre sus sus niveles de testosterona y estimulándolos de forma natural.

Es cierto que la edad influye en los niveles de testosterona pero el modo de vida y la alimentación son clave para evitar estos síntomas desagradables y obtener buenos resultados a largo plazo.

Este tema no concierne exclusivamente a los hombres en edad madura. El potencial hormonal llega a niveles muy elevados durante la adolescencia y es en este momento preciso durante el cual se ha de extremar el cuidado hormonal para mantener los niveles óptimos en años posteriores. Los hombres que desean ser padres mejorarán considerablemente su potencial fértil si se cuidan.

CÓMO ELEVAR LOS NIVELES DE TESTOSTERONA

Parece que la cantidad de testosterorana y la calidad del esperma han dismuído los últimos 15 años atrás. Esta disminución puede ser una consecuencia de las modificaciones que están habiendo en el medio-ambiente y también en el estilo de vida de las personas. Los pesticidas y demás tóxicos afectan negativamente el metabolismo. Esto incluye también la alimentación industrial, la falta de ejercicio y el estrés crónico. Otros factores como la falta de sueño y el consumo de tabaco y alcohol también son de gran influencia.

Hay que tener en cuenta que la testosterona funciona dentro de un equilibrio sutil en el seno del sistema endocrino y que es fundamental considerarla en relación a otras hormonas como el cortisol (la hormona del estrés), los estrógenos (las hormonas femeninas) y las hormonas tiroideas. Es también importante considerar que los factores medio-ambientales que provocan una disminución en los niveles de testosterona contribuyen también a aumentar los estrógenos.

Las pautas generales que se dan a continuación tienen como objetivo elevar los niveles de testosterona, favorecer la fertilidad masculina y mantener un buen funcionamiento de la próstata.

ESTILO DE VIDA

Para evitar la bajada en los niveles de testosterona y favorecer la fertilidad masculina:

–          Evitar el alcohol ya que interfiere en el funcionamiento de las glándulas endocrinas (hipotálamo, hipófisis y testículos) y provoca bajadas en los niveles de testosterona. Es importante ser consciente que el alcohol puede provocar una disminución en la fabricación de esperma y que los espermatozoides producidos tienen probabilidades más bajas de fecundar un óvulo. A pesar de esto, tomar un poco de vino tinto en cantidades moderadas puede ser beneficioso dada la presencia de polifenoles en esta bebida.

–          Evitar el tabaco.

–          Evitar el sobrepeso: la conversión de la testosterona en estrógenos se da en las células adiposas.

–          Evitar llevar pantalones y ropa interior demasiado ceñida, evitar los baños demasiado calientes y los jacuzzis. Para una buena producción de esperma, la temperatura de los testículos debería ser inferior a la del cuerpo.

–          Evitar las ondas electromagnéticas, sobretodo directamente sobre los genitales y sistema reproductor: no llevar el móvil en el bolsillo ni colocar el ordenador sobre la pelvis y genitales.

–          Es aconsejable practicar yoga y meditación que ayudan a regular los niveles de cortisol, la hormona que se produce en situaciones de estrés. Cuando el estrés se cronifica, el cortisol tiene efectos nefastos sobre la testosterona,  bloquea su producción e impide que sea utilizado por los diferentes tejidos corporales.

–          Controlar el aporte de VIt. D, esencial para la espermatogénesis: tomar regularmente pescado azul, tomar el sol, o tomar suplementos naturales si es necesario.

–          Favorecer el descanso.

–          Hacer regularmente ejercicio físico.

CÓMO PREVENIR ENFERMEDADES DE LA PRÓSTATA:

–          La vida sedentaria es uno de los factores de riesgo que perturba el buen metabolismo de las células de la próstata y juega un papel primordial en la fertilidad. Caminar una media de 45mn-1h diariamente  es un muy buen hábito. Otras actividades físicas como la gimnasia suave o la natación son también excelentes. En cambio, es aconsejable evitar las actividades físicas violentas como los deportes de combate que conllevan un mayor riesgo de lesiones y mucha bicicleta si hay problemas de próstata.

–          Dejar de fumar.

–          Mantener una vida sexual activa.

ALIMENTACIÓN

PARA ESTIMULAR LA TESTOSTERONA Y MEJORAR LA FERTILIDAD MASCULINA

–          Consumid productos ecológicos ya que los químicos y pesticidas son perturbadores hormonales e interfieren en el buen funcionamiento de glándulas y hormonas, acarreando un riesgo más elevado de infertilidad y cáncer de testículos.

–          Referente a las proteínas animales, se aconseja fundamentalmente el pescado y muy ocasionalmente algún huevo.

–          Dad preferencia a vegetales y hortalizas ricos en antioxidantes como los brotes y hojas verdes,  brócoli, zanahorias, almendras, nueces, aguacates… (la lista es bastante larga!) y en flavonoides como las frutas rojas, el té verde, manzanas, cebollas rojas…

–          Elegid alimentos de índice glucémico bajo como las verduras y hortalizas, las legumbres, pescado, cereales integrales que no elevan fuertemente los niveles de insulina y por tanto no bajan los de testosterona. Al contrario, los alimentos con un índice glucémico elevado (pan blanco, arroz blanco, pasta blanca, patatas, galletas y bollería…) favorecen la diabetes del tipo 2 y la adiposidad abdominal.

–          Consumid alimentos ricos en zinc que tienen un efecto favorable en la calidad del esperma: mejillones, ostras, crustáceos, cereales integrales…

–          Dad preferencia a las grasas poli-insaturadas: frutos secos, pescados de mares fríos como los arenques, bacalao…), aceite virgen de primera presión en frio y evitad las grasas saturadas de la carne y embutidos.

–          La comida en general ha de estar bien condimentada y ser sabrosa. En cuanto a los estilos de cocción, es conveniente elegir los más contractivos como estofados, guisos, plancha, tempuras, horno… siempre equilibrados con alguna cocción más ligera como el escaldado, vapor y crudos.

PARA PREVENIR ENFERMEDADES DE LA PRÓSTATA

–          Evitad el azúcar, helados y bebidas frías en general, las gaseosas, el exceso de picantes, que enfrían y debilitan.

–          Reducid o eliminad los productos lácteos que crean mucosidad e inflaman los tejidos y favorecen los problemas de salud multiplicando la gravedad de los cánceres relacionados con el sistema hormonal.

–          Evitad el consumo de proteínas animales ahumadas o cocinadas con barbacoa.

–          Reducid o eliminad los alimentos que favorecen la acumulación de toxinas como el café, té negro, alcohol, bebidas industriales y azucaradas que favorecen la proliferación de radicales libres, que son una de las causas del envejecimiento celular.

–          La dieta macrobiótica estándar junto a un estilo de vida saludable son instrumento poderoso para la buena salud. Limpian el cuerpo reforzando el metabolismo, restaurando la salud y la energía, y aumentando la libido. Un modo de vida macrobiótico significa algo más que eliminar las grasas de animales, los productos lácteos, la harina refinada, y el azúcar de la dieta. Incluye también remedios naturales caseros que refuerzan los órganos sexuales y reproductivos y mejoran la salud sexual, como estos  tres que siguen y son específicos para los hombres:

  1. Compresas de jengibre en los riñones.
  2. Ume-sho-kuzu.
  3. Sopas de miso: Un tazón de sopa miso al día ayuda a disolver la grasa y las mucosidades  en los órganos reproductores, restaura la energía, y mejora la actividad sexual. El miso de cebada (mugi miso) o el miso de arroz (genmai miso) neutralizan toxinas, alcalinizan la sangre y proporcionan enzimas beneficiosas para los intestinos. Podéis preparar la sopa con varias verduras como alga wakame, cebolla, daikon o nabo y setas shiitake.  Se pueden añadir verduras verdes frondosas cuando la sopa está casi lista.

La alimentación en las migrañas o dolores de cabeza.

vegetariano

Los síntomas y la etiología (causa) de las migrañas son diversos y variables de una persona a otra y abarcan tanto el plano físico como el plano emocional. Las consideraciones a continuación son muy generales y basadas exclusivamente en la alimentación pero pueden ser de mucha utilidad. Como en cualquier otro desajuste o patología, la auto-observación es muy importante para extraer de ella los datos que nos orientarán para afinar en su erradicación.
En macrobiótica se determina cuál es el grupo de alimentos que los causa según su localización.

Hay 4 tipos:

1. En el dorso de la cabeza: puede estar causado por tomar alimentos yang fuertes (huevos, embutidos, queso curado, carnes rojas…) o en particular surgen cuando la persona deja de tomar alimentos o sustancias yin fuertes como café, drogas o azúcar blanco. La naturaleza del dolor es más persistente, agobiadora y no palpitante. El dolor tiende a empeorar en entornos fríos.

2. En la frente: puede estar causado por consumir azúcar, zumos de fruta industriales, píldoras anticonceptivas, algunos medicamentos, miel, chocolate, vino, etc (todos productos extremadamente yin). El dolor tiene una naturaleza distinta del que surge en la parte trasera de la cabeza: puede ser típicamente palpitante, o agudo, constante o explosivo. Desmejora en un entorno caluroso.

3. Dolor en el costado de la cabeza: causado por el consumo excesivo de alimentos grasos y aceitosos u otros que provocan desórdenes en las funciones del hígado y vesícula biliar. El dolor es usualmente sordo y a veces agudo.

4. Dolor profundo e interior: tiene por causa el consumo en exceso de alimentos de origen animal, en especial carnes saladas, huevos, caviar y pescado salado. Usualmente es un dolor condensado que presiona en la profundidad del cerebro.

Sugerencia: prueba durante 4 meses eliminar todos los alimentos extremos citados anteriormente de tu dieta y hacer una dieta macrobiótica estándar a base de sopas de miso y cremas de verduras, cereales integrales, legumbres, verduras y hortalizas de cultivo ecológico local y de la estación, algas marinas, semillas, frutas de temporada, aceites vírgenes de primera presión en frío, añadiendo remedios caseros macrobióticos apropiados para tu condición. Consulta con un/a especialista macrobiótico. Hoy día los hay cerca de casi todos los lugares del mundo. Vale la pena dedicarle un tiempo a un asesoramiento individual.

REMEDIOS MACROBIÓTICOS PARA LAS MIGRAÑAS:

Remedios macrobióticos según el tipo de dolor de cabeza:

1–      En el dorso de la cabeza:

1-1. Bancha con tamari

1-2. Ume-sho.bancha

1-3. Gomasio

1-4. Té de kuzu

1-5. Café de cereales

1-6. Emplasto de tofu

2-      En la frente

2-1. Zumo de manzana

2-2. Zumo de naranja

2-3. Ame-kuzu

2-4. Concentrado de umeboshi

2-5. Aplicar un paño caliente en la zona

3-      En los costados

3-0. Bebida de daikon rallado con tamari

3-1. Bebida de daikon seco

3-2. Ame-kuzu

3-3. Sopa de miso con cebolla o cebollino

4-      Profundo al interior

4-1. Comer una manzana al horno

4-2. Zumo de manzana caliente

4-3. Agua caliente mezclada con una cucharadita de vinagre de arroz o una cucharadita de melaza de arroz,

Las indicaciones terapéuticas de estos remedios no tienen intención de sustituir ninguna medicación ni los consejos de facultativos médicos pero pueden ser muy beneficiosos si se emplean junto a una dieta adecuada. Consulta con un profesional de la salud si estás siguiendo algún tratamiento antes de ponerlos en práctica.

Agradecimientos sinceros a Michio Kushi por estas enseñanzas.

Más información sobre consultas y cursos de macrobiótica:

TLF: 638  893 371