RECETA VEGANA DEL NABE, PLATO COMPLETO DE LOS LUCHADORES DE SUMO

NABE

 

En la época prehistórica, el Sumo parece haber sido realizado en rituales agrícolas para implorar buenas cosechas.

El nabe es un plato completo que se cocinaba tradicionalmente para calentar, dar fuerza y cuerpo a los luchadores de sumo durante los años 1603–1868.

Es muy nutritivo, ya que los vegetales se cocinan poco tiempo y no se pierden nutrientes. Contiene en sí todos los grupos de alimentos, los 5 elementos y una gama muy variada de ingredientes de varios colores  dispuestos creativamente en un cuenco de barro. Después de esta gran comida, los rikishi o luchadores se tumban a dormir la siesta para engordar tanto ya que las calorías se transforman en peso porque no pueden ser totalmente consumidas como combustible por los músculos. Así que ya sabes, ¡si comes, nabe, obtendrás mucha energía calorífica!

Aquí tienes la receta:

Ingredientes: 1 paquete de fideos udon precocinados o soba o fideos de arroz , 1 paquete de tofu 1 zanahoria mediana cortada diagonalmente en rodajas finas, 1 puerro pequeño cortado diagonalmente en pedazos de 2cm, 4 cebolletas partidas por la mitad, berros (o cualquier otra verdura de hoja verde tierna), 4 rodajas de rabanitos, 1/2 taza de calabaza cortada en virutas finas, 1/2 taza de boniato cortado en virutas finas Para el caldo: un trocito de alga kombu, 3 setas shitake (remojadas 10mn y cortadas a tiras finas), Para la salsa: 4 cucharadas de shoyu, 4 cucharadas de vinagre de arroz, 4 cucharadas de  mirin Topping: I hoja de nori tostada y cortada en tiras finas

Normalmente un nabe se hace en una olla específica grande y pesada de barro, pero se puede utilizar una olla ancha de acero inoxidable Llenar la olla con agua dejando 4-5cm en la parte superior, llevar a hervor y añadir las setas, la kombu y cubrir dejando cocer a fuego lento durante 20 minutos. En otra olla, hervir los fideos en agua abundante con sal y una vez hechos al dente, enjuagarlos con agua fría. Disponer las verduras, el tofu y los fideos cocidos en la olla de barro y organizarlos en grupos. Verter el agua del caldo sobre ellos despacito para que no se mezclen entre ellos. Cubrir la olla  y colocarla sobre la cocina a fuego medio. Cuando el vapor comienza a salir de la tapa está listo para comer. Se elige un vegetal o cualquier otro ingrediente del cuenco, se sumerge en la salsa y se come.

Foto y artículo de Agnès Pérez. Lo puedes compartir desde esta web. Si lo quieres usar para alguna publicación, ponte en contacto conmigo.

Más información sobre consultas y cursos de macrobiótica: agnesmacrobiotica@gmail.com