TRUCOS PARA HACER GUISOS Y ESTOFADOS MACROBIÓTICOS

 

alubia verdina maitake - copia

Las cocciones largas nutren, aportan calor y fortalecen el organismo. ¿A quién no le apetece, sobretodo en las épocas más frías del año, un guiso completo y humeante  fácil de elaborar o un estofado meloso de verduras  para acompañar el cereal integral?

Muchas personas hemos dejado de comer guisos tradicionales porque también hemos dejado la carne y no nos apetece saturar nuestro organismo con excesos de grasa y sal. Entonces hemos buscado transformar los platos de la gastronomía popular en más suaves, equilibrados, veganizados (sin ingredientes de origen animal) y macrobiotizados (que siguen un equilibrio energético y están hechos con ingredientes integrales, verduras frescas y condimentos naturales). Hacer estos guisos y estofados no es complicado. Sólo se necesita un poco de tiempo, unos pocos ingredientes y volcar nuestro afecto en la olla.

¿CUÁL ES LA DIFERENCIA ENTRE UN GUISO Y UN ESTOFADO?

Principalmente el aceite. El guiso  se cocina en una cacerola u olla de acero inoxidable con un poco de aceite de oliva además del agua y es más untuoso. Se puede hacer con tapa o sin ella ya que el agua se ha de evaporar poco a poco para que reduzca.

El estofado se elabora en una cacerola gruesa o bien de acero inoxidable o bien en una olla de hierro fundido o de vidrio. Es una cocción lenta y sosegada. Se mantiene tapado durante toda la cocción para que el vapor que desprende quede retenido dentro de la olla. Por esto energéticamente calma, refuerza y calienta más el interior del cuerpo. En los estofados no se usa aceite y sí un poco de agua. Muy poca en el fondo de la olla para potenciar el sabor dulce de las verduras. Al estofado, en macrobiótica se le da también el nombre de “nishime”.

cebada

EL GUISO, PASO A PASO:

1-      Elige entre ajo, cebolla, chalotas, cebollas de platillo, puerro, cebolleta fresca, calçots, ajos tiernos picados finos que saltearás en una cucharada sopera de aceite de oliva, añadiendo una pizca de sal marina. Saltea con garbo y chispa, removiendo con una cuchara de madera  hasta que la verdura de base haya sacado su agua y se vuelva tierna y pierda ese sabor picante que la caracteriza.  Puedes sazonar con una hoja de laurel  o alguna hierba aromática del monte (romero, tomillo, orégano…)  o incluso mezclar especias como cúrcuma + pimienta recién molidas o darle un toque de pimentón de la Vera si lo vas a compartir con alguien acostumbrado/a sabores contundentes.

2-      Mientras, corta a trozos grandes dos o tres verduras más. Lo ideal es combinar una o dos verduras de raíz (zanahoria, safanoria, chirivía, nabo, napícol, bardana…) con una verdura redonda (calabaza, col –repollo, rizada, lombarda, de Bruxelas- coliflor, calabacín, hinojo, alcachofas, setas…).  Añádelas a la base de verdura salteada, y añade también dos dedos de agua.

3-      Si deseas darle más consistencia, también  puedes añadir boniato, alguna legumbre cocida, seitán, tofu ahumado o tempeh, cortados también a cubos grandes, y que previamente habrás dorado a la plancha.

4-      Si además de la proteína vegetal, quieres añadir cereal integral y hacer un plato completo a nivel de nutrientes, entonces tendrás que cortar las verduras más chiquititas, poner también más cantidad de agua y rectificar de sal la base pues los cereales absorben más líquido y un buen guiso ha de quedar ligeramente caldoso.

5-      Lleva el guiso a ebullición y una vez arranque a hervir, baja el fuego y que haga “chup-chup” durante al menos 20-30mn si no lleva cereal. Si has añadido un puñado de arroz o cebada, entonces tendrá que hervir al menos 45mn. Si has añadido mijo o trigo sarraceno, entonces en 20-30mn estará hecho.

6-      Cuando ya esté cocido, puedes añadir también hierbas frescas finamente picadas (cebollino, perejil, cilantro, eneldo…) u hojas verdes trinchadas finas (hojas de mostaza, kale, diente de león, llantén…) ya que será suficiente que estas verduras se sumerjan en el calor del caldo para que queden en su punto y aporten más ligereza y frescura  al guiso.

7-      Si quisieras añadir al final, miso al guiso, evita echar sal al principio. Usa o sal marina o condimento salado, pero no los dos a la vez.

8-      También puedes sustituir ocasionalmente el aceite de oliva por aceite de sésamo tostado que le dará un toque más exótico y fragante.

9-      Si el guiso es sólo de verduras y quieres espesar el caldo para darle un toque meloso, puedes usar un poco de kuzu o arruruz diluido en agua y añadido al caldo casi al final de la cocción, cuando falten 2-3mn para apagar el fuego. Los guisos de verduras con kuzu son un bálsamo para los intestinos.

En mi blog Cocina macrobiótica mediterránea encontrarás diferentes recetas de guisos, estofados y otras delicias. Te invito a visitarlo si no lo conoces.

Más información sobre consultas y cursos de macrobiótica:

TLF: 638  893 371

 

 

 

PLAN DE ALIMENTACIÓN MACROBIÓTICA PARA RESTABLECER LA SALUD

untitled3a
untitled9

Para entender a la alimentación consciente se requiere reconocer y comprender que existe una relación específica entre los alimentos que se comen (y muy especialmente de los que se han comido) y el estado de situación de la Condición Personal de salud. Se requiere aceptar que, cuando se come continuadamente de una forma que no es la correcta, se activa y se pone en marcha, de manera inevitable, el “ciclo de acumulación de las enfermedades”. A lo largo de ese Ciclo de Acumulación de las Enfermedades, se atraviesa por varias fases de pérdida de la salud de gravedad progresiva y que finaliza con la pérdida de la calidad de la sangre y con una acidificación muy fuerte de todo el organismo.

Una alimentación incorrecta y desequilibrada producirá una gran cantidad de toxinas, desechos y residuos, los cuales se irán acumulando en el organismo, y ante los que el cuerpo responderá siempre tratando de eliminarlas. Dependiendo de la cantidad y de la frecuencia de los residuos generados al cuerpo no le da tiempo a eliminar todo lo que tiene que eliminar y, ante esa situación, se lanzará a procesos de eliminación (o intento de eliminación) cada vez más agresivos y más contundentes que son conocidos como enfermedades menores, como procesos de ajuste o como las enfermedades más serias y graves.

La forma natural de eliminación que se denomina procesos depurativos normales, se realiza por medio de la respiración, de la transpiración, de la orina, de las heces, de los pensamientos o de la voz

La persona atraviesa por sucesivas fases de eliminación:

FASE 1.- ELIMINACIÓN POR AJUSTES ANORMALES.- De manera natural el organismo reacciona con pequeñas enfermedades de ajuste, de entre las que se destacan: tos, fiebre, diarreas, debilidad, falta de energía, fatiga, estreñimiento, dolor de cabeza, vómitos, retención y acumulación de líquidos, acumulación de grasas, sudoración excesiva, temblores, calambres, exceso de peso, insomnio, etc.

FASE 2.- LA ELIMINACIÓN POR LA PIEL.- Cuando el hígado y el riñón comienzan a estar saturados, el organismo reacciona con alteraciones de la piel como: granos, psoriasis, sarpullidos, acnés, sequedad de piel, picores, eccemas, etc.

FASE 3.- LA ACUMULACIÓN POR DEBAJO DE LA PIEL.- La acumulación sigue hacia adentro y se produce el deterioro de fosas nasales, oídos, pulmones, colon, órganos sexuales, mamas, cálculos o piedras, arterias, sistema linfático etc.

FASE 4.- LA APARICIÓN DE ENFERMEDADES GRAVES Y SERIAS.- La continuidad de la acumulación de toxinas, de mucosidad y de grasas va a provocar una condición ácida de la sangre, la pérdida de la función de los órganos y de los sistemas y la degeneración orgánica. En esas circunstancias tiene lugar la aparición de enfermedades “importantes” y “graves” como cánceres, diabetes, esclerosis, artritis, Alzheimer, etc.

REGLAS BÁSICAS DE UNA NUTRICIÓN CONSCIENTE.

Conocer los cuatro principios esenciales:

UNO. Conocer en qué alimento o alimentos se encuentra los nutrientes imprescindibles.

DOS. Salud del sistema digestivo: Asegurarse de que estos nutrientes, una vez que han sido ingerido a través de los alimentos adecuados, son absorbidos por el organismo.

TRES. Saber qué es lo que hay que hacer para no perder o malgastar los nutrientes absorbidos.

CUATRO. Asegurar que se ha tomado los nutriente en las mejores condiciones, tanto para el individuo como para el medio ambiente.

En general:

Usar productos integrales, sin refinar o procesar.

Usar alimentos de procedencia local y del mismo tipo de clima.

Utilizar, principalmente, productos ecológicos y naturales.

Volver a la cocina casera.

Adaptar la alimentación a los cambios estacionales.

Alimentarnos de acuerdo a nuestras necesidades personales.

Escuchar nuestra intuición y los mensajes de nuestro cuerpo..

Comer despacio y masticar muy bien (de 30 a 50 veces por bocado.

Cenar 3 horas antes de ir a dormir (significa cenar a hora temprana).

Mantener un horario de comidas regular (a las mismas horas).

CÓMO EFECTUAR EL CAMBIO A UNA ALIMENTACIÓN SANA QUE TE AYUDARÁ A ESTAR MÁS LÚCIDO/A

Eliminar el azúcar, sus derivados y todos los alimentos que la contengan.

Evitar los productos con tratamientos químicos (seleccionemos siempre que podamos productos ecológicos) y con los pre-cocinados.

Evitar las carnes y los embutidos.

Minimizar (y a ser posible evitar) los lácteos y sus derivados.

Tengamos cuidado de no sustituir los lácteos que eliminamos por productos similares derivados de la soja.

Evitar casi todos los pescados.

Minimizar (y si es posible evitar) el uso del alcohol y de los estimulantes (café y té en especial).

Evitar el consumo de la bollería industrial, de las harinas refinadas y del pan.

Si hay problemas de articulaciones, evitar solanáceas: tomate, patatas, pimientos, berenjenas.

Sustituir la sal refinada, el aceite de oliva (para cocinar) y el vinagre común, por la sal marina, el aceite de sésamo y el vinagre de arroz o de umeboshi.

Consumo diario de cereales integrales en grano, tanto en el desayuno como en las comidas.

Ampliar lo máximo posible la variedad de cereales integrales a incorporar en nuestra dieta.

Uso frecuente de proteínas vegetales (legumbres y derivados).

Tomar todos los días verduras y hortalizas biológicas, y varias veces a la semana fruta del tiempo.

Incorporar todo tipo de verduras (de hoja, de raíz, redondas) en la dieta diaria y cocinarlas de maneras muy variadas.

Completar nuestros platos con semillas tostadas, con algas, con germinados y con los pickles.

Hacer nuestros platos lo más sabrosos posibles.

CONSEJOS DE ESTILO DE VIDA.

Aunque es un puntal muy importante, la alimentación no lo es todo cuando se trata de recuperar la salud y ´reequilibrar las energías. Además hemos de tener en cuenta el estilo de vida, y las pautas básicas que se describen a continuación:

Caminar con paso vigoroso como mínimo alrededor de 30 minutos.

Darse todos los días unas friegas con una toalla húmeda en el cuerpo.

Mantener el cuerpo en movimiento: yoga, shiatsu, chi-kung, etc.

Mantener activas y atendidas sus relaciones sociales y familiares.

Levantarse temprano y no acostarse tarde (antes de la media noche).

Rodearse de plantas verdes: habitación, cocina, baños, espacio trabajo

Llevar prendas de algodón. Usar en casa materiales naturales.

Mantener un diario de menús y efectos que impactan en el organismo.

Tener curiosidad, ser persona abierta y manifestar aprecio por la vida.

Ser flexible y adaptable, pero a su vez con rigor y constancia.

Desarrollar una fuerte determinación para crear la propia salud.

 

Escrito de Javier Iraola revisado por Agnès Pérez .

Más información sobre consultas y cursos de macrobiótica:

agnesmacrobiotica@gmail.com

TLF: 638  893 371

 

LOS DOCE TEOREMAS DE GEORGE OHSAWA

ohsawa-pizarra

Un gran paso hacia la independencia plena es liberarnos de conceptos erroneous sobre la vida y sobre cómo ésta se estructura y organiza. Muchos de los problemas que hay en el mundo son creados a partir de una noción desequilibrada, focalizada y unilateral de la vida.

George Ohsawa (también llamado Sakurazawa Nyoichi) dedicó gran parte de su vida a la educación para que las personas puedan superar las limitaciones mencionadas anteriormente, creyendo firmemente que el género humano puede conseguir la felicidad habiéndolas superado.

George Ohsawa creía que deberíamos de esforzarnos en entender los mecanismos o las causas de la vida. Creía que toda la vida y la actividad es gobernada por la interacción de opuestos, llamados Yin y Yang por los antiguos filósofos chinos. El Sr. Ohsawa clasificó y resumió las propiedades de Yin y Yang, y describió como estas tendencias actúan recíprocamente. Los organizó como los Doce Teoremas del Principio Único.

Este artículo está basado a la lista que aparece en el Apéndice II de “Macrobiótica Zen”, publicado por George Ohsawa y la Fundación Macrobiótica de Oroville, California.

  1. Yin y Yang son los dos polos de la extensión infinita pura.

La infinitud se expande en todas las direcciones desde cada punto, creando el mundo contraído de los fenómenos del tiempo y del espacio, o la dualidad. Tal dualidad es llamada Yin y Yang. En un polo, la infinitud es infinitamente contractiva (Yang); en el otro, infinitamente expansiva (Yin). A mitad de camino entre ambos extremos gira nuestro universo material, que evoluciona permanentemente desde el origen y permanentemente vuelve al origen.

  1. Yin y Yang son producidos siempre infinitamente y continuadamente por la extensión infinita pura.

La creación del universo dualista que habitamos y su destrucción simultánea prosigue en todas partes, y seguirá por siempre. El infinito es el último eslabón. Nunca se pierde ni se gana nada. El equilibrio total entre la creación y la destrucción se mantiene siempre.

  1. Yin es centrífugo; Yang es centrípeto. Yin, centrífugo, produce la expansión, la ligereza, el frío, etc. Yang, centrípeto, produce la contracción, el peso, el calor, la luz, etc.

Las dos tendencias de expansión y contracción crean, sostienen y dispersan todos los fenómenos. Un ejemplo: la ampliación de un gas (como CO2) lo hace más fresco y ligero, mientras que la compresión de un gas lo hace más caliente y más pesado. Las neveras se basan en este teorema para mantener fríos nuestros alimentos.

  1. Yin atrae yang y yang atrae yin

Los opuestos se atraen entre sí. Ésta es la razón por la que lo femenino y masculino se atraen, los polos magnéticos norte y sur se atraen, el clima cálido (yang) atrae bebidas frías (yin) mientras que el clima frío (yin) atrae sopas y bebidas calientes (yang).

  1. Todas las cosas y todos los fenómenos están compuestos de Yin y Yang en diferentes proporciones.

Si todas las creaciones estuviesen compuestas por exactamente la misma proporción de yin y yang serían todas iguales. La variedad que existe en la creación se debe a la veracidad este teorema, el cual está relacionado y se explica con el teorema nº8.

  1. Todas las cosas y todos los fenómenos cambian constantemente sus componentes yin y yang. Todo cambia.

Este teorema también es explicado por y se relaciona con el teorema 8. Tal y como la vida no puede ser separada en elementos aislados, los 12 Teoremas son también interdependientes. No se puede explicar un teorema sin hacer referencia a los demás. Cada uno define y es definido por los demás. Son un todo, una Gestalt (más que la suma de sus partes). Este hecho da crédito a la aserción que estos teoremas realmente representan el esquema de las cosas, el Orden del Universo. La razón de la vida está en constante cambio porque Yin y Yang nunca pueden alcanzar el equilibrio perfecto, o el estancamiento. Este hecho conduce el universo y todo en él a buscar constantemente y permanentemente un equilibrio que nunca puede ser logrado. El momentum siempre lleva cada tentativa hacia el equilibrio más allá del punto de equilibrio perfecto y hacia el desequilibrio. Este hecho convierte el universo en un campo dotado de un flujo de cambio continuo.

En vez de esforzarnos por vencer el estancamiento, debemos darnos cuenta que el equilibrio perfecto es inalcanzable y esforzarnos por  perfeccionarnos en vez el  camino de lo que llamamos universo. Para hacer esto, debemos tratar de reconocer los aspectos Yin/Yang de cada situación, y así alejar nuestro camino de la destrucción que le espera en  uno u otro extremo.

La vida sólo puede darse dentro de ciertas limitaciones. Si excedemos estas limitaciones, nuestras vidas no pueden seguir adelante. Reconociendo los componentes yin y yang de cada situación, estaremos mejor equipados para conocer con eficacia cada situación que surge. Cada situación es diferente de otra, no hay ninguna fórmula de juego que puede convertirnos en maestros de  cada situación. Debemos confiar completamente en nuestro propio instinto/intuición para evaluar cada situación y reaccionar de manera apropiada. Los viejos instructores de Zen trataron de despertar la capacidad espontánea de reaccionar de manera apropiada en cada situación forzando a estudiantes a evitar la tendencia de confiar en el pensamiento racional. En cambio, animaron al estudiante a confiar en la reacción instintiva, y alcanzar respuestas intuitivas a problemas ilógicos o irracionales que el razonamiento intelectual no podía solventar ni tampoco entender.

Deberíamos tratar de devolver un poco de este acercamiento en la educación moderna. Esto mejor podría ayudar a nuestros niños a desenvolverse en situaciones que cambian constantemente en la vida y que dependiendo de ” fórmulas para el éxito ” tan populares hoy, no animan a la resolución de los problemas creativos. Es un verdadero valor que el estudio de Yin/Yang potencie nuestra supervivencia. El cambio es inevitable en cada área de vida. Los que no pueden adaptarse al cambio como los dinosaurios, se extinguen. Los que se agarran a la dinámica de cambio, al camino de las fuerzas opuestas que actúan recíprocamente, están mejor equipados para tratar con el cambio con eficacia.

  1. No hay nada totalmente yin o totalmente yang. Todo es relativo

Esta declaración constituye el verdadero “Teorema de la Relatividad “. Por ejemplo, una cebolla puede ser considerada más Yang que una col porque es más compacto, pero una zanahoria es más Yang que una cebolla porque es aún más compacta que una cebolla, y mucho menos acre. Pero la raíz de bardana es más Yang aún que la zanahoria porque es más compacta, más oscura y crece más profundamente debajo de la tierra. Si alguien pregunta: ¿”Es esto Yang o Yin? La única respuesta correcta es, ” En relación a qué?”

  1. No existe nada que sea neutro. Yin y yang existen siempre en exceso.

Esta declaración es ” el Teorema de Relatividad “. Por ejemplo, una cebolla puede ser considerada más Yang que una col porque es más compacta, pero una zanahoria es más Yang que que una cebolla porque es aún más compacto que una cebolla, y mucho menos acre. Pero la raíz de bardana es más Yang que una zanahoria porque es más compacta, más oscura en colores y crece más profunda debajo de la tierra. ¿Tanto si alguien pregunta, ” Es (esto) Yang o Yin?  la única respuesta correcta es, “En relación a qué? ”

  1. La afinidad o fuerza de atracción entre los diferentes fenómenos o cosas es proporcional a la diferencia entre yin y yang (potencial) que hay en ellos.

Este teorema se ha explicado bastante bien en los anteriores. Una vez más, la dinámica de los movimientos y cambios universales se explican mediante este teorema. No existe nada que se detiene en ningún lugar. Todo intenta constantemente alcanzar un estado de descanso que nunca se consigue debido a que el perpetuo desequilibrio entre yin y yang propulsa el universo hacia adelante en una tentativa incesante de alcanzar la inercia. El cambio es la única constante.

Un ejemplo de esto: Cuanto más masculino un hombre es, más mujeres se sienten atraídas por él. Cuanto más femenina es una mujer, más fuerte los hombres se sienten atraídos por ella. La gente puede querer pasar por alto, reducir al mínimo o burlarse de tales declaraciones, pero lo cierto es que son verdaderas  y comprobables. Si un hombre compromete su masculinidad ingiriendo demasiado alimento, bebidas y medicinas yin, con el tiempo, las mujeres femeninas se sentirán menos atraídas por él. En cambio, ellos encontrarán que más hombres Yin se vuelven atraídos a su masculinidad Yang. También, las mujeres que comprometen su feminidad comiendo demasiada carne, fumando tabaco y usando demasiada sal (todo Yang) se volverán menos y menos atractivas a hombres masculinos.

Si existe bastante polaridad establecida entre mujeres demasiado Yang y mujeres muy Yin, o hombres demasiado Yang y hombres muy Yin, la atracción puede ocurrir entre personas del mismo sexo. Si la gente realmente entendiera que estos mecanismos no son diferentes que lo que se ha observado entre polaridades magnéticas, las personas podrían cambiar sus vidas en la manera que desean. Las polaridades magnéticas muy fuertes de un extremo se sienten fuertemente atraídas por el extremo opuesto. La macrobiótica no es represora; hemos nacido libres de buscar la salud y la felicidad. La macrobiótica simplemente dice: ser honest@ contigo. Citando al filósofo griego Epícteto, la macrobiótica dice: Si no eres feliz, esto se debe a tu propio elección.

  1. Yin repele a Yin; Yang repele a Yang. La repulsion o atracción entre dos cosas yin o yang es inversamente proporcional a la diferencia entre sus fuerzas yin y yang.

Otra vez, las polaridades magnéticas ofrecen el ejemplo más claro para confirmar estas declaraciones. Las polaridades similares se rechazan la una a la otra. Los líderes militares, líderes de cuadrilla y otros guerreros son a menudo muy yang, individuos agresivos. Cuando ellos se enfrentan igualmente a opositores yang, el conflicto a menudo ocurre cuando tratan de expulsarse o impedir el uno al otro usurpar sus territorios o fronteras nacionales. El mundo de los animales está también lleno de los ejemplos de esta ley.

Conociendo esto, los padres, embajadores y pacificadores pueden adoptar más posturas más cómodas (yin) enfrentando a sus hijos, rivales y opositores yang. Las Artes Marciales están basadas en la toma de medidas complementarias para neutralizar la oposición. Por ejemplo, cuando alguien empuja adelante, el estudiante es entrenado para distanciarse, permitiendo que el empuje del opositor sigua el punto hacia el cual se desequilibrará. Este aprovechamiento del Yang del otro para derrotarlo está basado en una comprensión profunda de la dinámica Yin/Yang.

  1. El extremo yin produce yang y el extremo yang produce yin.

Un ejemplo: el frío (Yin) crea personas muy robustas (Yang). La gente del norte, históricamente, a menudo era capaz de derrotar a la gente de climas del sur, porque los climas más calientes potencian dietas más Yin que a su turno crean a gente menos robusta. La derrota de América en Vietnam puede ser explicada por la condición de las tropas alimentadas con muchos productos de alimentación Yin en la América moderna que se vuelve en contra de la gente.  La dieta simple de arroz integral y verduras era característica del medio rural vietnamita. En este caso, como en la temprana extensión romana territorial, los soldados del Sur usaron un régimen dietético basado en cereales de grano enteros (yang) y fueron capaces de derrotar a los norteños.

La civilización moderna sigue el modelo habitual, porque esto ha interrumpido el orden natural importando y creando productos de alimentación y bebidas yin que la naturaleza normalmente no proporcionaría. En la mayor parte de otros casos, las culturas del Norte por lo general dominan las culturas de Sur en todas partes de la historia. La Guerra civil de América, la derrota inicial de Alemania de sus vecinos del sur en la guerra mundial I y II son ejemplos. Si hay demasiado Yang, el comportamiento es bárbaro y cruel.

Esta verdad de la vida es también claramente evidente si rastreamos el curso de la civilización romana. El celo religioso de los primeros cristianos los galvanizó (Yanguizó)  y les hizo bastante fuertes para vencer toda la persecución que fue lanzada contra ellos por el Imperio romano, que comenzó muy Yang, pero se hizo muy Yin (decadente) con el tiempo.

  1. Todo es yang en el centro y yin en la periferia.

Ejemplo: la mayor parte de las frutas tienen un corazón difícil (Yang) central – el núcleo o la semilla. La parte suave, dulce (Yin) se localiza al exterior. Los planetas todos tienen corazones calientes (Yang), con  exteriores bonitos (yin). Excepciones: las fresas tienen semillas sobre el exterior porque la fruta es en realidad más Yang que las semillas, entonces las semillas se colocan en consecuencia. La mayor parte de los animales tienen huesos en el interior (el centro-yang) y son más suaves al exterior. Los insectos son sobre todo fuertes en el exterior y suaves en el interior. Otra vez, la carne de insectos es en realidad más Yang que su cáscara externa, que está hecha de un material de pelo. El pelo también se encuentra en la periferia en mamíferos.

Cuanto más prosigue un@ su búsqueda acerca de ejemplos que corroboran los teoremas anteriores, mas podrá reconocer su validez. Así, espero que puedas empezar tu propia investigación acerca de cómo opera el universo, guiado por las gafas mágicas del yin y del yang. (Así las llamaba George Ohsawa).

Enseñanzas de Fred Pulver, que fue uno de los primeros alumnos de George Ohsawa.