ALIMENTACIÓN Y ESTILO DE VIDA MACROBIÓTICOS PARA UN BUEN FUNCIONAMIENTO DEL SISTEMA HORMONAL MASCULINO.

LAS HORMONAS MASCULINAS

Las mujeres tienen un ciclo menstrual definido que les permite saber cómo funcionan sus hormonas. En cambio, ¿qué sucede con  los hombres? Aunque ellos no están sujetos al mismo ciclo regular que las mujeres están también ampliamente influenciados por sus  hormonas.

Las hormonas masculinas se denominan andrógenos. La principal y más conocida de todas ellas es la testosterona, símbolo de virilidad, fuerza y dinamismo. Esta hormona se encuentra en los hombres y también en las mujeres, aunque en una cantidad muy inferior.  En el hombre, los andrógenos se fabrican en los testículos (en el caso de la testosterona) y en las suprarrenales (en el caso de otros andrógenos como la dihidroepiandrosterona o DHEA). La testosterona inicia la etapa de la pubertad y es el origen de la aparición de las características sexuales masculinas presentes en el estado embrionario:

–          Del desarrollo de los órganos genitales (crecimiento del pene y de las glándulas que intervienen en la reproducción);

–          De la aparición de las características sexuales secundarias  (modificación de la voz, aparición de vello, desarrollo muscular).

Con estas características físicas se combina una modificación del comportamiento: energía, tonificación, combatividad y aparición del deseo sexual. La testosterona llega a su nivel más alto durante la adolescencia, llegando a su apogeo aproximadamente a la edad de 17 años.

Durante la edad adulta, la secreción de testosterona es permanente y permite mantener las características sexuales secundarias y el buen funcionamiento del sistema reproductor.

A partir de los 30 años, la cantidad de testosterona disminuye anualmente  un 1% , aproximadamente. En principio, esta disminución progresiva no provoca alteraciones en la salud. En cambio, en el hombre maduro, su déficit puede provocar numerosos problemas ya que la testosterona está relacionada a una gran cantidad de funciones orgánicas.

LAS FUNCIONES DE LA TESTOSTERONA

La testosterona es el principal andrógeno tanto en cantidad (entre 5 y 6 mg/24h) como en actividad biológica. Se sintetiza a partir del colesterol, principalmente en los testículos y controlada por el hipotálamo y la hipófisis que genera hormonas que actúan en su producción ( FSH y LH). Por un lado, su acción se ejerce localmente en los testículos donde inicia la espermatogénesis (fabricación de espermatozoides). Por otro lado, juega un papel mucho más importante en el organismo a través de su intervención en numerosos sistemas: psiquismo, médula ósea, músculos, huesos, tejido adiposo, líbido, etc.

Actúa en las zonas periféricas a través de un metabolito, la dihidrotestosterona o DHT.

La testosterona es imprescindible para el mantenimiento del peso adecuado ya que estimula el metabolismo de la glucosa. Su insuficiencia favorece el aumento de la grasa abdominal. Favorece el crecimiento muscular y cuando su nivel es bajo, se suele dar una disminución de la masa muscular que puede provocar bajadas en las hormonas del crecimiento creando una condición asténica. La baja en los niveles de testosterona provoca una disminución de la potencia cardiaca y problemas cardio-vasculares, arritmia, ateroesclerosis, hipertensión,etc.

También baja los niveles de colesterol total y el del LDL (el “malo”).

Juega un papel primordial en el crecimiento óseo; los niveles bajos favorecen la aparición de osteoporosis y de fracturas.

Influye en la calidad del sueño y cuando su nivel es insuficiente el sueño es agitado, lo que engendra un círculo vicioso: la falta de sueño provoca una baja en los niveles de testosterona lo cual a su vez, crea problemas de agitación durante el sueño.

El cerebro posee receptores para la testosterona: un nivel correcto es necesario para una buena memoria y es un anti-depresivo natural. Su falta provoca pérdidas de memoria y reduce la capacidad de aprendizaje.

La testosterona es la hormona del deseo y de la sexualidad. Es necesaria para la erección y para la eyaculación; facilita las sensaciones placenteras y el gozo. Un nivel bajo provoca alteraciones en la calidad de la vida sexual.

Durante la pubertad, permite el desarrollo de todos los órganos sexuales, incluída la próstata. Ésta contiene receptores del DHT, el metabolito de la testosterona. Así, el buen funcionamiento y el volumen de la próstata se mantienen bajo la influencia de los niveles de testosterona.

Tal y como se puede comprobar, la testosterona  gestiona parámetros de la salud muy  importantes y su déficit puede acarrear múltiples consecuencias relacionadas tanto con problemas sexuales y disminución de la líbido como con problemas de fertilidad o altibajos emocionales.

EL DÉFICIT DE TESTOSTERONA

En los hombres jóvenes, la carencia de testosterona es generalmente la consecuencia de enfermedades o de accidentes (mal funcionamiento o tumor en la hipófisis, cáncer de testículos o infecciones como el VIH). En un hombre con buena salud, los niveles sanguíneos de testosterona oscilan entre 12 y 40 nmol/l los cuales varían a lo largo del día (es más alto por la mañana, de donde proviene la famosa erección matutina) y en función de la estación del año (culmina en otoño).

Los hombres pueden sufrir bajadas en el nivel de testosterona a partir de los 30 años. Pero, al contrario que durante la menopausia de las mujeres en la que cesa completamente la actividad de las hormonas sexuales, en los hombres, la disminución de la testosterona en sangre es progresiva y  solo afecta a algunos de ellos. Entre los 30 y los 80 años afecta a un 6% de los hombres; a los 60 años, a 1 hombre de cada 5 y después de los 70 años, a 1 hombre de cada 3. En realidad, más que hablar de andropausia, sería mejor referirnos a un déficit androgénico relacionado con la edad que incluye ciertos fenómenos fisiológicos. Aunque bajen considerablemente sus niveles de testosterona, los hombres siguen siendo fértiles. Es la calidad de su esperma la que va cambiando y degenerando siendo ésto una de las posibles causas de la infertilidad masculina.

Otros síntomas molestos que pueden afectar su calidad de vida son: el exceso de peso, aumento de la fatiga, cambios repentinos de humor e incluso tendencias depresivas.  Como estos síntomas son similares a los del envejecimiento, pocos hombres hacen caso de ellos y toman parte activa en incidir sobre sus sus niveles de testosterona y estimulándolos de forma natural.

Es cierto que la edad influye en los niveles de testosterona pero el modo de vida y la alimentación son clave para evitar estos síntomas desagradables y obtener buenos resultados a largo plazo.

Este tema no concierne exclusivamente a los hombres en edad madura. El potencial hormonal llega a niveles muy elevados durante la adolescencia y es en este momento preciso durante el cual se ha de extremar el cuidado hormonal para mantener los niveles óptimos en años posteriores. Los hombres que desean ser padres mejorarán considerablemente su potencial fértil si se cuidan.

CÓMO ELEVAR LOS NIVELES DE TESTOSTERONA

Parece que la cantidad de testosterorana y la calidad del esperma han dismuído los últimos 15 años atrás. Esta disminución puede ser una consecuencia de las modificaciones que están habiendo en el medio-ambiente y también en el estilo de vida de las personas. Los pesticidas y demás tóxicos afectan negativamente el metabolismo. Esto incluye también la alimentación industrial, la falta de ejercicio y el estrés crónico. Otros factores como la falta de sueño y el consumo de tabaco y alcohol también son de gran influencia.

Hay que tener en cuenta que la testosterona funciona dentro de un equilibrio sutil en el seno del sistema endocrino y que es fundamental considerarla en relación a otras hormonas como el cortisol (la hormona del estrés), los estrógenos (las hormonas femeninas) y las hormonas tiroideas. Es también importante considerar que los factores medio-ambientales que provocan una disminución en los niveles de testosterona contribuyen también a aumentar los estrógenos.

Las pautas generales que se dan a continuación tienen como objetivo elevar los niveles de testosterona, favorecer la fertilidad masculina y mantener un buen funcionamiento de la próstata.

ESTILO DE VIDA

Para evitar la bajada en los niveles de testosterona y favorecer la fertilidad masculina:

–          Evitar el alcohol ya que interfiere en el funcionamiento de las glándulas endocrinas (hipotálamo, hipófisis y testículos) y provoca bajadas en los niveles de testosterona. Es importante ser consciente que el alcohol puede provocar una disminución en la fabricación de esperma y que los espermatozoides producidos tienen probabilidades más bajas de fecundar un óvulo. A pesar de esto, tomar un poco de vino tinto en cantidades moderadas puede ser beneficioso dada la presencia de polifenoles en esta bebida.

–          Evitar el tabaco.

–          Evitar el sobrepeso: la conversión de la testosterona en estrógenos se da en las células adiposas.

–          Evitar llevar pantalones y ropa interior demasiado ceñida, evitar los baños demasiado calientes y los jacuzzis. Para una buena producción de esperma, la temperatura de los testículos debería ser inferior a la del cuerpo.

–          Evitar las ondas electromagnéticas, sobretodo directamente sobre los genitales y sistema reproductor: no llevar el móvil en el bolsillo ni colocar el ordenador sobre la pelvis y genitales.

–          Es aconsejable practicar yoga y meditación que ayudan a regular los niveles de cortisol, la hormona que se produce en situaciones de estrés. Cuando el estrés se cronifica, el cortisol tiene efectos nefastos sobre la testosterona,  bloquea su producción e impide que sea utilizado por los diferentes tejidos corporales.

–          Controlar el aporte de VIt. D, esencial para la espermatogénesis: tomar regularmente pescado azul, tomar el sol, o tomar suplementos naturales si es necesario.

–          Favorecer el descanso.

–          Hacer regularmente ejercicio físico.

CÓMO PREVENIR ENFERMEDADES DE LA PRÓSTATA:

–          La vida sedentaria es uno de los factores de riesgo que perturba el buen metabolismo de las células de la próstata y juega un papel primordial en la fertilidad. Caminar una media de 45mn-1h diariamente  es un muy buen hábito. Otras actividades físicas como la gimnasia suave o la natación son también excelentes. En cambio, es aconsejable evitar las actividades físicas violentas como los deportes de combate que conllevan un mayor riesgo de lesiones y mucha bicicleta si hay problemas de próstata.

–          Dejar de fumar.

–          Mantener una vida sexual activa.

ALIMENTACIÓN

PARA ESTIMULAR LA TESTOSTERONA Y MEJORAR LA FERTILIDAD MASCULINA

–          Consumid productos ecológicos ya que los químicos y pesticidas son perturbadores hormonales e interfieren en el buen funcionamiento de glándulas y hormonas, acarreando un riesgo más elevado de infertilidad y cáncer de testículos.

–          Referente a las proteínas animales, se aconseja fundamentalmente el pescado y muy ocasionalmente algún huevo.

–          Dad preferencia a vegetales y hortalizas ricos en antioxidantes como los brotes y hojas verdes,  brócoli, zanahorias, almendras, nueces, aguacates… (la lista es bastante larga!) y en flavonoides como las frutas rojas, el té verde, manzanas, cebollas rojas…

–          Elegid alimentos de índice glucémico bajo como las verduras y hortalizas, las legumbres, pescado, cereales integrales que no elevan fuertemente los niveles de insulina y por tanto no bajan los de testosterona. Al contrario, los alimentos con un índice glucémico elevado (pan blanco, arroz blanco, pasta blanca, patatas, galletas y bollería…) favorecen la diabetes del tipo 2 y la adiposidad abdominal.

–          Consumid alimentos ricos en zinc que tienen un efecto favorable en la calidad del esperma: mejillones, ostras, crustáceos, cereales integrales…

–          Dad preferencia a las grasas poli-insaturadas: frutos secos, pescados de mares fríos como los arenques, bacalao…), aceite virgen de primera presión en frio y evitad las grasas saturadas de la carne y embutidos.

–          La comida en general ha de estar bien condimentada y ser sabrosa. En cuanto a los estilos de cocción, es conveniente elegir los más contractivos como estofados, guisos, plancha, tempuras, horno… siempre equilibrados con alguna cocción más ligera como el escaldado, vapor y crudos.

PARA PREVENIR ENFERMEDADES DE LA PRÓSTATA

–          Evitad el azúcar, helados y bebidas frías en general, las gaseosas, el exceso de picantes, que enfrían y debilitan.

–          Reducid o eliminad los productos lácteos que crean mucosidad e inflaman los tejidos y favorecen los problemas de salud multiplicando la gravedad de los cánceres relacionados con el sistema hormonal.

–          Evitad el consumo de proteínas animales ahumadas o cocinadas con barbacoa.

–          Reducid o eliminad los alimentos que favorecen la acumulación de toxinas como el café, té negro, alcohol, bebidas industriales y azucaradas que favorecen la proliferación de radicales libres, que son una de las causas del envejecimiento celular.

–          La dieta macrobiótica estándar junto a un estilo de vida saludable son instrumento poderoso para la buena salud. Limpian el cuerpo reforzando el metabolismo, restaurando la salud y la energía, y aumentando la libido. Un modo de vida macrobiótico significa algo más que eliminar las grasas de animales, los productos lácteos, la harina refinada, y el azúcar de la dieta. Incluye también remedios naturales caseros que refuerzan los órganos sexuales y reproductivos y mejoran la salud sexual, como estos  tres que siguen y son específicos para los hombres:

  1. Compresas de jengibre en los riñones.
  2. Ume-sho-kuzu.
  3. Sopas de miso: Un tazón de sopa miso al día ayuda a disolver la grasa y las mucosidades  en los órganos reproductores, restaura la energía, y mejora la actividad sexual. El miso de cebada (mugi miso) o el miso de arroz (genmai miso) neutralizan toxinas, alcalinizan la sangre y proporcionan enzimas beneficiosas para los intestinos. Podéis preparar la sopa con varias verduras como alga wakame, cebolla, daikon o nabo y setas shiitake.  Se pueden añadir verduras verdes frondosas cuando la sopa está casi lista.

LA EFICACIA DE LA MACROBIÓTICA FRENTE A OTRAS OPCIONES

La macrobiótica, entendida como el conjunto compuesto por alimentación, estilo de vida y sistema filosófico basado en la medicina oriental puede aportar grandes cambios, tanto a corto como a largo plazo en personas que la practican.

Esta transformación que muchas personas, cada vez más, hemos experimentado sobre todo durante la primera época (que puede ser de varios meses o años, se debe básicamente al cambio de dieta, a la incorporación de hábitos saludables como el ejercicio y a la introspección necesaria para revisar nuestras necesidades, ciertas creencias y aspectos de la vida que también necesitan un cambio para facilitar esta transformación individual mediante nuestra actitud.

Nada nuevo ni diferente con respecto a otras propuestas de bienestar que también incluyen dieta, ejercicio y trabajo interior a través de la terapia y/o estilo de vida. La gran mayoría de las dietas funcionan y aportan una notable mejoría, se llamen como se llamen. Esto nos lleva a deducir que en un principio no es el tipo específico de dieta, ni de ejercicio, ni de estilo de vida en cuestión el que opera “milagros” en nuestro cuerpo-mente sino nuestra propia voluntad de cambio y los cambios de hábitos en sí que nos estamos aplicando. A menudo es más importante para nuestro bienestar momentáneo lo que dejamos de comer, incorporar movimiento y más creatividad en nuestra rutina, concedernos un espacio personal y revisar las actitudes que merman nuestra felicidad que lo que comemos exactamente (dentro del abanico de productos saludables, claro) y que el tipo de ejercicio o disciplina cuerpo-mente-espíritu que practicamos.

Reflexión sobre diferentes maneras de comer

Las dietas convencionales, por ejemplo ir a la dietista para quitarse unos cuantos kilos o mantener el peso adecuado, analizan los alimentos y su combinación para formar los menús en base al aporte de nutrientes estipulado como adecuado para cubrir las necesidades del organismo sin tener en cuenta si estos alimentos son ecológicos o no, si son refinados o no y sin valorar el estado energético que crea su consumo a medio y largo plazo. Sólo contemplan el efecto de los alimentos a nivel de peso y masa corporal siguiendo cánones físicos, a menudo establecidos como estéticos por la industria de la moda.

Otras dietas, aunque sean extremistas, pueden ayudar a corto plazo a equilibrar una condición muy desajustada y por tanto extrema, como por ejemplo una dieta crudi-vegana ayuda a relajar, enfriar y desintoxicar una condición muy tensa y con demasiado calor interno producida por el excesivo consumo de carne, embutidos, huevos, sal y estilos de cocción contractivos con mucho fuego (barbacoa, horno, ahumado, proteína animal madurada y conservada en sal). A medio o largo plazo, dependiendo de la constitución de la persona, estas dietas a base de alimentos vegetales crudos, pueden debilitar a la gran mayoría creando frio interno, apagar el fuego digestivo, apagar la libido, etc.

El veganismo, muy noble en su causa de erradicar el sufrimiento animal evitando su asesinato y consumo, a menudo no concede importancia ni al origen de los alimentos, ni a su calidad, ni a cómo afectan los alimentos a la salud humana y por eso existen personas que lo dejan al sentirse debilitadas o no entender el proceso de cambio que se está dando en su fisiología al haber dejado de comer proteína animal o por haber detectado en analíticas niveles bajos de b12, hierro y/o vitamina D. Es posible comer vegano sin carencias o debilidad, ni a medio ni a largo plazo, y de hecho muchas personas lo consiguen estudiando  cómo elaborar menús equilibrados y comiendo alimentos bien cocinados que nutren.

Las numerosas teorías (o modas) alimentarias de hoy día se contradicen entre sí y esto hace que las personas que se inician entren en confusión. Algunas afirman que hay que comer los alimentos crudos porque así están vivos, otras que los crudos al ser muy yin, acidifican y es mejor cocinarlos para quitarles esa acidez y yanguizarlos. Algunas veces se recomienda tomar la fruta entre comidas y otras tomarlas antes de las comidas o tomar poca fruta. Hay quien afirma que no podemos vivir sin proteína animal y quien prescinde totalmente de ella. Los adeptos a los lácteos ensalzan su contenido en calcio mientras que los que están en contra de los lácteos dicen que su calcio no tan asimilable  como el calcio vegetal que aportan almendras, hojas verdes, algas, etc. Para algunas personas el trigo es un alimento ancestral sagrado y para otras, es un veneno tanto por su contenido en gluten como por las modificaciones genéticas a las que ha sido sometido.

Podría seguir describiendo teorías ya que hay muchas muy convincentes.

El simple hecho de cambiar alimentos precocinados, con conservantes, colorantes y pesticidas por verduras frescas y alimentos ecológicos en general proporciona un impacto muy positivo en el organismo que hace que las personas se sientan mejor en poco tiempo.

Esta mejoría viene dada, tal y como describe Mariano Bueno, porque se da prioridad a alimentos regeneradores (que tienen efectos positivos en los procesos metabólicos o biológicos y se les reconoce efectos claramente preventivos de ciertos trastornos de salud o incluso terapéuticos para ciertas dolencias) y a alimentos generadores de vida (imprescindibles para la vida que predisponen a gozar de buena salud) y se reducen o eliminan los alimentos degeneradores (que alteran de forma negativa los procesos biológicos o contienen sustancias potencialmente nocivas o tóxicas), los cuales se reducen a cantidades mínimas o se eliminan completamente de la dieta. Así, se clasifica los alimentos según su aportación global positiva o negativa y a sus efectos nutritivos y saludables.

En la macrobiótica los alimentos degeneradores coinciden con los eliminados de la gran mayoría de las dietas saludables. Son: harinas refinadas, arroz blanco, azúcar blanco, aperitivos salados (patatas fritas, snacks, cacahuetes fritos o muy tostados, leche de vaca y productos lácteos muy procesados con aditivos y azucarados o con edulcorantes químicos, grasas animales y vegetales saturadas o hidrogenadas, carnes procesadas (salchichas, embutidos…), carnes rojas y requemadas, bebidas azucaradas o con edulcorantes, café torrefacto, alcohol sin moderación.

¿En qué se diferencia la macrobiótica de las opciones anteriores?

La macrobiótica da mucha importancia a qué se come, cómo se come, qué propiedades y cualidad energética tienen los alimentos y sustancias que incorporamos a través del medio-ambiente a nuestro organismo. Los clasifica en Yin (expansivos), Yang (contractivos), en alimentos que calientan, enfrían o tienen un efecto neutro, y además tiene en cuenta cómo cambian estas cualidades primarias al ser preparados en diferentes estilos de cocción, al combinarlos entre sí y cómo influyen los diferentes cortes en el caso de las verduras en su sabor y sinergia con nuestro organismo.

……………………………………Extremo expansivo (YIN)…………………………………

Drogas y la mayor parte de los medicamentos.

Productos químicos

Bebidas alcohólicas.

Azúcar refinado.

Complementos vitamínicos.

Edulcorantes: miel, melazas

Jalea real y polen.

Bebidas aromáticas y estimulantes: café, té, menta…

Especias.

Zumos de fruta.

Aceites.

Frutas tropicales.

—————————————–

Frutas.

Lácteos blandos.

Frutos secos.

Vegetales de origen primitivo y tropical: setas, espárragos, solanáceas…

Germinados.

Verduras de hoja.

Verduras redondas.

Raíces.

Semillas.

Legumbres.

Cereales integrales.

Pescado.

—————————————–

Marisco.

Aves.

Quesos curados.

Mamíferos.

Huevos.

Salsa de soja, miso, umeboshi.

Sal marina.

………………………………….Extremo contractivo (YANG)……………………………….

La macrobiótica recomienda consumir mayormente, en porcentajes flexibles y adaptados a cada circunstancia los alimentos en verde del diagrama anterior.

La diferencia fundamental entre la macrobiótica y otros sistemas dietéticos estriba en que ante todo en que no es puramente una dieta sino un acercamiento a las leyes dialécticas del Orden del Universo. Contiene una alimentación preventiva que no considera los desajustes de salud como un enemigo que hay que combatir sino como una ruptura en primera instancia de un equilibrio (sodio/potasio, yin/yang, positivo/negativo, etc). La macrobiótica se desarrolla a través de la comprensión del Principio Único y aplica conocimientos de nutrición para equilibrar la condición física y fisiología de nuestros órganos y sistemas corporales, así como nuestra condición mental (por ejemplo, ayuda a centrar a una persona dispersa).

¿Por qué funciona la macrobiótica?

La macrobiótica funciona porque no sigue dogmas ni estándares estrictos y cambia sus pautas al ritmo de los cambios físicos, mentales y ambientales de cada persona. La macrobiótica nos puede acompañar toda la vida ya que se adapta a ella y a sus circunstancias.

Cuando una persona inicia un cambio de alimentación se valora su constitución, su condición, su momento y su proceso individual. Se la guía con un esquema que se puede aplicar para regularse durante unos meses y a medida que se va sintiendo mejor y también cambia su estado energético, sigue cambiando el conjunto de su alimentación por sí misma a través del estudio y de la auto-observación. En el marco de la macrobiótica medicinal nos hacemos cargo y nos responsabilizamos de nuestro propio proceso en vez de derivar esta responsabilidad en otra persona. Es una medicina del cuerpo entero. La enfermedad es considerada como una advertencia, como un signo amistoso.

La  macrobiótica anima a la auto-reflexión, estimula la consciencia del sí-mismo, la maestría del sí-mismo. Es una vida-alimentación-sanación para la liberación. En la macrobiótica es la persona quien se ha de sanar a sí misma y ser totalmente responsable de sí misma sin depender de un médico, nutricionista o terapeuta. La curación macrobiótica empieza por la auto-reflexión, aunque ésta no se refiere sólo la enfermedad física, sino que se ha de revisar y cuestionar todas nuestras actitudes, nuestros pensamientos y creencias, nuestra alimentación y estilo de vida. La auto-reflexión es el principio básico de la macrobiótica y el auto-diagnóstico es su herramienta práctica.

En el caso de que exista una patología, la persona se puede cuestionar:

–       ¿Dónde se encuentra la causa?

–       ¿Está relacionada con la alimentación?

–       ¿Es de origen emocional?

–       ¿Es algo externo que me está afectando?

–       ¿Quién es responsable?

Tras descubrir la causa de la enfermedad se ha de proceder a un cambio radical en la dinámica de vida, en el comportamiento o actitud hacia las personas y nuestro entorno, pero el primer cambio ha de ser el cambio de alimentación.

Poco a poco, esta nueva alimentación influirá en los comportamientos y en nuestra percepción de un mundo más unido y universal que se irá imponiendo en nosotros de manera natural.

El reencuentro de la salud, una vida plena y longeva, confianza renovada debido a la pérdida de miedos ancestrales profundos son sólo algunos de los efectos de esta revolución interior.

Primeros pasos en la macrobiótica

Existen dos posibles opciones para dar los primeros pasos:

–          Cambiar de manera gradual y poco a poco.

–          Decir: ¡Stop! Y cambiar de manera drástica.

En cualquier caso, es importante dedicarse a estudiar tanto las bases filosóficas (el orden del Universo, el Principio único, las 5 transformaciones, algo de nutrición desde el punto de vista bioquímico, etc.) como practicar en la cocina, convirtiéndola en el templo de la casa donde una entrega una energía que a muy corto plazo le revertirá en cambios que intencionadamente o no, extenderá a su entorno.

Algunas personas que intentan cambiar radicalmente su alimentación hacia la macrobiótica pueden sentir que ésta no es adecuada para ellas y abandonan al cierto tiempo de practicar de manera rígida el estándar recomendado.  Las pautas a continuación son de ayuda para un inicio efectuando una transición más gradual que en muchos casos será más duradera.

1-      Reduce tu consumo de carne y productos cárnicos. Empieza por eliminar la carne roja y reduce la frecuencia a mensual de las ingestas de carne. De este modo, tus sistemas corporales y energéticos se ajustarán más suavemente al cambio. Sustituye el pollo, pavo y otras carnes blancas por pescado. Toma más legumbres.

2-      Reduce el consumo de hidratos de carbono refinados como los productos elaborados con harina blanca (pan, bollería, galletas…) y sobretodo sustituye el azúcar por endulzantes naturales como melazas de cereales, zumo concentrado de manzana, fruta seca…

3-      Elige productos de panadería integrales de los buenos (hechos con harinas ecológicas de buena calidad que no se han congelado, con levadura madre y no con mezclas de harinas reforzadas como los que venden en los supermercados).

4-      Reduce el consumo de lácteos, sustituyéndolos por  bebidas vegetales (leches vegetales: de arroz, avena, kamut, almendra, etc.), mayonesa de tofu o de soja, cremas para untar elaboradas con mantequillas de frutos secos y aprende a elaborar platos que emocionalmente te aportarán la misma energía que los lácteos como natillas veganas, quiche de tofu o queso vegetal, yogures de frutos secos…

5-      Cambia los cereales azucarados del desayuno por un buen müesli sin azúcar, naturalmente dulce a base de fruta seca como pasas, orejones, ciruelas pasas…

6-      Sustituye los bocatas por tentempiés hechos en casa que te aporten energía estable (sustituye el bocata de pan blanco por una torta de avena, por bolas de arroz).

7-      Sustituye las bebidas gaseosas químicas y azucaradas por tés naturales o jugos frescos de verduras.

8-      Toma regularmente comidas completas, asegurándote todos los nutrientes, es decir:

–          HIDRATOS DE CARBONO: cereales integrales (arroz, trigo, cebada, mijo, avena, centeno, maíz…) y derivados (pan, pastas y sémolas integrales, cus-cús, bulgur, copos…).

–          PROTEINAS: legumbres: garbanzos, lentejas, judías, habas, guisantes, soja blanca, verde o negra… y derivados: seitán, tofu, tempeh…Frutos secos.

–          LÍPIDOS: aceite de oliva, de sésamo, de maíz…  y mantequillas de frutos secos.

–          VITAMINAS: frutas y verduras incluyendo siempre una ración de verduras verdes poco cocinadas o crudas.

–          MINERALES: usa una pequeña cantidad de algas en cada comida, semillas (sésamo, calabaza, girasol), verduras…

9-     De manera gradual y a medida que el organismo se limpia de toxinas y memorias de alimentos procesados y quimicalizados, aumenta el gusto por comer alimentos tal y como nos los da la tierra: integrales, con vida; la papilas gustativas recuperan su sensibilidad y sentimos el efecto no solo físico sino también energético de cualquier alimento con mayor intensidad.

10- Haz que los cambios que has incorporado sean una prioridad para ti, evitando que los antiguos hábitos se vuelvan a hacer sitio en tu vida. Si llegara a suceder, es útil que recuerdes que esto forma también parte del proceso de transición hacia una vida más saludable en todos los aspectos de tu ser y que no significa que estés fallando en tu proceso de cambio o de afianzar la dieta macrobiótica en tu vida. Después de una temporada prescindiendo de alimentos procesados, refinados, quimicalizados y extremos y comiendo macrobióticamente, nuestro organismo aprende a asociar sensaciones placenteras a comer de esta manera. Entonces las apetencias por la comida basura o procesada disminuyen hasta desaparecer. Esto, aparte de por haber cambiado nuestras memorias celulares, sucede también debido a que comiendo alimentos integrales de manera adecuada a nuestras características personales, se equilibra el nivel de azúcar en sangre. Este momento en el que nuestra mente ya no vibra con alimentos basura, es el momento en que empezamos a comer con libertad infinita en vez de mecánicamente o compulsivamente.

Recuerda que cualquier transformación desde la propia experiencia es un proceso que requiere de tiempo para encarnarse. La adopción meramente intelectual de teorías e incluso de prácticas sin dar tiempo a que se conviertan en parte de la esencia de una misma no son cambios sólidos, ni duraderos, ni honestos. El cambio de una alimentación convencional moderna a la macrobiótica requiere de mucha perseverancia. En este viaje pueden aparecer tanto etapas en las que te sientas maravillosamente como etapas más difíciles que parezcan frustrantes, la mente puede entrar en confusión y querer volver atrás buscando excusas para volver a consumir alimentos dañinos.

George Ohsawa enseñó que “cuanto mayor es la dificultad, mayor es también la satisfacción”. Esto se puede aplicar a cualquier tema que una trata de controlar.

Una de las mejores lecciones que me ha dado la macrobiótica y que me sigue dando después de tantos años es que hay que afinar en el arte de disminuir el ritmo en la vida cotidiana. Readaptar los ritmos de la vida moderna a los de la naturaleza para recuperar la paz y el sentido de pertenencia a un proceso atemporal y eterno.

Preparar un menú macrobiótico va más allá de la simple cocina. Implica presencia y práctica del “aquí y ahora”, es pura alquimia que va más allá del alimento en sí. Es una forma de meditación activa que incorpora el ritual cotidiano que nos nutre y sustenta la vida. Esto es algo que no se puede comprar, que no se puede obtener con dinero sino con la constancia y la dedicación.

Más información sobre consultas y cursos de macrobiótica:

agnesmacrobiotica@gmail.com

TLF: 638  893 371

 

CÓMO PROTEGERNOS DE LAS RADIACIONES NUCLEARES CON LA ALIMENTACIÓN

En 1945, cuando sucedió la tragedia de la bomba atómica en Japón, Tatsuichiro Akizuki era Director del Departamento de medicina Interna en el Hospital St. Francis de Nagasaki. Muchos pacientes de este hospital que se situaba a una milla del centro de la explosión, sobrevivieron a los efectos iniciales de la bomba, pero poco después descubrieron que padecían síntomas de enfermedad debida a las radiaciones.

El Dr. Akizuki alimentó a su equipo y a sus pacientes con una dieta estricta basada en arroz integral, sopa de miso y de tamari, wakame, kombu y otras algas, calabaza Hokkaido y sal marina, y les prohibió el consumo de azúcar y dulces.

El resultado que obtuvo fue la salvación de todas las personas que estaban en su hospital mientras que muchos otros supervivientes murieron de enfermedades causadas por las radiaciones. Fuente: Tatsuichiro Akuziki, M.D. Nagasaki 1945, London Quarter books, 1981. (Brown rice, miso, Sea vegetables, Salt)

En 1968 científicos canadienses explicaron que las algas contienen polisacáridos que limitan selectivamente el estroncio radioactivo y que ayudan a que el cuerpo lo elimine. En experimentos de laboratorio, el alginato de sodio preparado con alga Kelp, kombu y otras verduras del mar marrones de las costas Atlántica y Pacífica se introdujeron junto a estroncio y calcio en ratones. La reducción de las partículas radioactivas en muestras sacadas de sus huesos, medidas en los fémures, ascendió a un 80% con muy pocas interferencias en la absorción del calcio.

La evaluación de la actividad biológica de diferentes algas marinas es importante debido a su significado práctico para prevenir la absorción de productos radioactivos provenientes de fisiones atómicas e igualmente por su uso como desintoxicantes naturales. Fuente: Y. Tanaka et. Al. ” Studies on Inhibition of Intestinal Absorption of Radioactive Strontium”, Canadian Medical Association Journal 99: 169-75. (Sea Vegetables)

LOS CEREALES INTEGRALES NOS PROTEGEN

Los cereales integrales nos ayudan a protegernos del deterioro de nuestra salud a causa de los efectos de las radiaciones de cinco maneras:

1. Los granos integrales se encuentran en los estratos inferiores de la cadena alimenticia. Mientras que hayan podido ser expuestos a contaminación medio-ambiental y a radiaciones, no poseen la concentración de contaminantes que se encuentra en la carne y en los pescados grandes, que se encuentran en los estratos superiores de la cadena alimenticia.

2. Referente a la protección contra las radiaciones es importante el alto contenido en fibra y en fósforo de los cereales. La capacidad de protección que estas sustancias tienen ayudan al cuerpo a eliminar venenos.

3. La mayor parte de los cereales reducen el tiempo de tránsito intestinal y de esta manera aceleran la eliminación de todas las toxinas.

4. Ya que no son ni demasiado acidificantes ni demasiado alcalinizantes, los granos integrales nos ayudan a mantener el pH adecuado para aumentar nuestra resistencia a las radiaciones.

5. Los cereales integrales aportan vitamina B6 que es indispensable para el timo. Además, el calcio que contienen nos protege de la ingesta de estroncio radioactivo y su vitamina E y selenio previenen el daño celular causado por los radicales libres.

ALIMENTOS QUE CONVIENE EVITAR:

1. Alimentos refinados, procesados o modificados genéticamente (transgénicos)

2. Alimentos grasos (carne, productos lácteos)

3. Azúcares refinados y bebidas químicas

Fuente: Diet for the Atomic Age by Sara Shannon-Avery Publishing Group Inc., Wayne, New Jersey.

TRADUCIDO POR AGNÈS PÉREZ DE: http://home.iae.nl/users/lightnet/health/radiation.htm

BOCADILLOS VEGANOS SALUDABLES

 

Existen alternativas mucho más saludables y energéticas que los bocadillos para desayunar, almorzar o merendar, incluso para llevar en el bolso al trabajo como son las bolas de cereal integral, un tupper con cereal integral, verduras y algo de proteína vegetal, pan Ohsawa, Pan de arroz kayu con paté vegetal, hamburguesas de cereal o sushis, pero debido a que el tradicional bocata es ya parte de la  “gastronomía” popular del país, al menos vamos a ver cómo se puede elaborar de manera más saludable.

El bocadillo es un imprescindible en los almuerzos o desayunos de muchas personas ya que es una opción fácil y rápida de preparar.  Actualmente se recurre al pan blanco de trigo + embutido o queso (a partir de proteína animal o veganos),  alternativa nada sana ni ética en el caso de la proteína animal, porque esos panecillos blancos que se descongelan la noche antes para dejarlos preparados,  a menudo son descongelados por segunda vez ya que los que venden los supermercados  llegan allí congelados y allí los descongelan para venderlos como “producto recién hecho” .  Este pan de harina de trigo refinada y adulterada con mejorantes panarios, y por tanto muy pobre en proteínas, vitaminas y minerales que se encuentran en la cáscara desechada del cereal integral  y cuyos cromosomas  originales se han adulterado a lo largo de los años para convertirla en más panificable,  es una bomba para nuestros intestinos y salud en general. No aporta nada más que carbohidratos simples y problemas como hipoglucemia, irritación intestinal, problemas de piel,  e incluso en algunas personas hipersensibles al trigo, puede crear problemas neurológicos según han demostrados estudios científicos recientes.

 

Apunte: Las personas que estén en un proceso de recuperación de la salud con una alimentación macrobiótica más estricta durante la temporada de reajuste, el pan sólo se debe usar en pequeña cantidad y si realmente se tiene un antojo fuerte. El pan y las harinas en general, crean  muchas mucosidades que dificultan la limpieza del cuerpo. La energía del pan es muy fuerte, muy contractiva, muy seca y crea un efecto “tampón” que ralentiza o impide la descarga de toxinas acumuladas. Al igual que el pan todo tipo de harinas horneadas deberán evitarse igualmente durante esta fase que sólo dura un tiempo

¿Cómo hacer tostadas y bocadillos más saludables?.

Un bocadillo hecho con pan integral de calidad, es decir, con harina ecológica integral no adulterada, recién molida y que conserva sus nutrientes, puede incluir lo que nuestro organismo necesita para nutrirse en el desayuno, almuerzo o merienda, pero para contribuir a nuestra vitalidad ha de ser completo y equilibrado.

Aquí  tienes algunos ejemplos de  tostadas para tentempiés o meriendas:

  • de mermelada sin azúcar ni fructosa
  • de paté de avellanas
  • de crema de algarroba
  • de compota de manzana
  • de tofu a la plancha + olivada y verduras
  • montadito de paté de aguacate y tofu a la plancha sobre galleta de arroz.
  • de seitan a la plancha + chucrut
  • de tempeh a la plancha + verduras
  • de paté de garbanzos, de lentejas, de aguacate con umeboshi, de tofu
  • de mantequilla de maíz, de zanahoria, de cebolla o de sésamo con algas
  • de revuelto de tofu con cebolla y maíz
  • de queso vegano

Ø  El pan, siempre elaborado con levadura madre y nunca congelado,  puede ser detrigo sarraceno, de  arroz, de maíz, de espelta, de kamut, de centeno, pan tipo alemán, pan esenio, chapatis sin levadura o pan de pita. Si quieres una opción más ligera, puedes recurrir a las galletas de arroz.

Para elaborar un buen bocata, elige:

1-       Una base para untar el pan y humedecerlo ligeramente, como una olivada, mostaza,  aguacate, tofunesa o, si no te lo impide ningún problema de salud y es verano, época en que se recolecta, tomate. Personalmente no me gusta poner aceite de oliva sobre el pan ya que su uso potencia aún más la creación de mucosidades, pero si lo vas a emplear, que sea aceite de oliva virgen extra de primera presión en frío.

2-      Diferentes verduras frescas y con un toque crujiente como lechuga, pepino, germinados, zanahoria rallada, apio, olivas, chucrut u otros pickles como pepinillos o alcaparras, col lombarda cortada muy fina y prensada, rabanitos o también verduras a la plancha: cebolla, calabacín, setas con ajo y perejil…

3-      Proteína: legumbres mezcladas con las verduras, paté de legumbres  o de derivados de legumbres como el paté de tofu o de tempeh, hamburguesas de legumbres , falafel…

4-      También puedes sustituir las legumbres por hamburguesas de cereal/ cereal+legumbre, aunque en este caso, mejor que el pan sea ligero para no quedarte con sensación de hinchazón.

Algunas combinaciones para rellenar tus bocadillos:

Pan de centeno con paté de aguacate y umeboshi, lechuga, germinados de cebolla, tempeh a la plancha y chucrut.

Pan de kamut con paté de campaña de okara, hojas de berro y pepinillos.

Pan de espelta con tomate, rúcula, zanahoria rallada, olivas negras y seitán a la plancha con finas hierbas

Chapati con ensalada de soja negra

Burritos de trigo sarraceno con azukis y niuiké de verduras

Pan esenio con calabacín y tofu ahumado a la plancha

Pan de pita con hummus de judías blancas, olivas y berros

Artículo escrito por Agnès Pérez© con fotos hechas por ella misma. Lo puedes compartir desde esta página. Si deseas usarlo para cualquier otra web o revista, por favor, contacta conmigo.

Más información sobre consultas y cursos de macrobiótica:

agnesmacrobiotica@gmail.com

TLF: 638  893 371

 

 

CÓMO CONVERTIR RECETAS TRADICIONALES EN MACROBIÓTICAS

Una de las cuestiones que más preocupan a las personas que quieren cambiar su dieta diaria para hacerla acorde con los principios que rigen la macrobiótica, bien porque están enfermos o porque quieren ganar en salud, es cómo afrontar el día a día en la cocina con los conocimientos culinarios tradicionales. Si se conocen algunos trucos y equivalencias, es fácil convertir un plato dulce o salado en uno macrobiótico: más sano, equilibrado y menos calórico.

Alimentos macrobióticos

La macrobiótica tiene como principio fundamental el equilibrio nutricional y analiza qué efectos tiene lo que ingerimos en nuestro organismo. Básicamente propone alimentos poco o nada procesados por la industria alimentaria, ecológicos, integrales y de producción local. Prioriza el cereal en grano, las verduras y frutas, las proteínas vegetales (entre las que se incluyen las legumbres), las algas, las semillas.

No prohíbe nada, pero generalmente no recomienda el consumo de carnes animales (salvo el pescado y crustáceos), ni lácteos, ni azúcares procesadas, ni alcohol, y tampoco las solanáceas (patatas, tomates, berenjenas). Como nos explica la consultora macrobiótica Agnes Pérez “Los alimentos solanáceos pueden extraer sutilmente el calcio de los huesos y depositarlo en las articulaciones, riñones, arterias y otras zonas del cuerpo“.

Como alimentos extraños para algunos occidentales incluye diariamente fermentados como el miso, la salsa de soja (tamari o shoyu), la ciruela umeboshi, las verduras en piclkes (fermentadas con sal), el gomasio (sésamo con sal) o la tekka (miso, loto, zanahorias, bardana, aceite de sésamo). Y nuevas maneras de endulzar: amasake y siropes de cereales y frutas. Propone un sistema equilibrado de nutrientes: 50% de verduras variadas, 30% de cereales y 20% de proteínas con un caldo de entrante. Todo acompañado de algas y algún pickle.

Cereales y legumbres para platos dulces y salados


Poco hay que cambiar para hacer un arroz o unos macarrones, salvo que sean integrales y a ser posible ecológicos en ambos casos. Pero es muy interesante el uso de algunos cereales y legumbres para hacer platos dulces. Veamos algunos de ellos:

  • El mijo. Es un cereal muy desconocido, pero muy versátil a la hora de elaborar recetas tanto dulces como saladas. Cuando está cocido queda muy compacto, y esa característica lo convierte en ideal para elaborar albóndigas y para suplir a un bizcocho por ejemplo.
  • Azukis. Es una judía pequeña de color burdeos muy recomendable para personas con falta de vitalidad. Casa muy bien con la calabaza, pero también, añadiendo algo de cacao o algarroba y sirope de arroz, y triturada, puede convertirse en un pastel dulce muy sano.
  • Arroz dulce. Es una variedad de arroz glutinosa ideal para sushi por ejemplo. Como el mijo, convertible en albóndigas, masa de pizza o incluso pestiños junto con pipas tostadas. Con este arroz se elabora también el mochi, una especie de pastillas de arroz, que ralladas se pueden usar para sustituir al queso.
  • Polenta. También es poco conocido y tiene aplicaciones similares al mijo, salvo que se cuece mucho más rápido.

Probando con estas combinaciones es cuestión de echar imaginación. Por ejemplo: si tenemos una trituradora podemos hacer harinas de cereales y legumbres y emplearlas para hacer desde leches vegetales hasta pasta fresca.

Algas, proteínas vegetales y setas en potajes y guisos

Quienes toman la macrobiótica como su patrón alimentario generalmente acaban por hacer muchas comidas veganas. De esta forma, en lugar de utilizar proteínas animales, se usan vegetales en croquetas, salchichas o embutidos, pero también en los guisos, con un resultado estupendo. Por ejemplo:

  • Seitán y tofu. Derivados del gluten de trigo y de la soja, respectivamente, pueden usarse como sustitutos de la carne en boloñesas o para hacer salchichas y hamburguesas vegetales, por ejemplo. También en cocidos y potajes. Absorben y aportan sabor a los caldos.
  • Algas. Aunque son verduras de mar son estupendas en potajes de legumbres. Sobre todo la hijiki, que junto con verduras, salsa de soja y algo de pimentón no tienen nada que envidiar a unas lentejas o garbanzos con chorizo, por ejemplo. El agar-agar se emplea como espesante y sustituto de la gelatina.
  • Las setas, sobre todo los boletus o las shiitake. En refritos dan un estupendo sabor que recuerda a la carne, tanto que puede hacerse una fabada vegana sin perder sabor.
  • El tempeh. Refrito en aceite de oliva o sésamo puede usarse para una carbonara en lugar de bacon.

Condimentos macrobióticos en la cocina diaria

Especias fuertes y caldos concentrados dejan paso a otros condimentos con mayor aporte alimenticio:

  • Miso. Es un fermentado de soja, cebada y/o arroz con beneficiosas propiedades entre las que destaca la disminución de productos químicos y toxinas que produce en el cuerpo. Es un excelente sustituto del caldo en cubitos.
  • Salsa de soja. En sus dos versiones: shoyu (con trigo) y tamari (más medicinal) se pueden usar en guisos, salteados y casi cualquier preparación culinaria como sustituto de la sal.
  • Umeboshi. En versión ciruela o pasta es un complemento estupendo para hacer salsas, patés y cremas como mayonesas o el hummus. En versión vinagre puede servir de aliño para verduras escaldadas o cereales.
  • Las semillas. Sésamo, pipas, amapola y otras semillas aportan sabor a aliños, salteados y guisos. El gomasio se hace con sésamo y sal sin refinar.
  • Salsa de tomate. En macrobiótica no se usa por norma general el tomate por ser una solanácea. Se puede sustituir por una salsa que lleva aceite, cebolla, zanahoria, remolacha, miso y laurel.

Versiones dulces de la cocina macrobiótica

Parece difícil en principio que una dieta que restringe el azúcar tenga una repostería propia, pero es así. En general, para versionar dulces se puede sustituir el azúcar por sirope de arroz o cebada o manzana y combinarlo con cereales, verduras dulces como la calabaza o el boniato y legumbres.

Con algunos conocimientos sobre la composición de los alimentos (qué es proteína, hidratos) y algunos trucos para sustituir condimentos, solo hace falta algo de imaginación y destreza para convertir recetas de toda la vida en macrobióticas . Ganamos salud y sabor e incorporamos a la dieta múltiples beneficios.

Escrito por Helena García Morales – Pachamama.

Fotos de los platos: Agnès Pérez.

Más información sobre consultas y cursos de macrobiótica:

agnesmacrobiotica@gmail.com

Tlf: 638 893 371.

 

ALCANZAR LA FELICIDAD Y LA SALUD CON LA MACROBIÓTICA    

Hay muchas personas que quieren alcanzar la felicidad y la salud, que quieren llegar a ser buenos macrobióticos, pero no lo consiguen. Giran alrededor de este objetivo durante un tiempo, mejoran pero luego
retroceden, y así pasan los años repitiendo los avances y las regresiones, esto se debe a que están influenciados por el pasado, por experiencias oscuras que han vivido, quizás en la relación con los padres, o con un novio o una novia.
Por ejemplo, suponga que ha viajado alguna vez a Madrid con su novio o novia. Allí vivieron experiencias que les hicieron felices o desdichados.
Diez años después va un día al cine con un amigo, y en la película aparece Madrid. Súbitamente empieza a recordar aquél momento de su pasado, se distrae  no disfruta ya del resto de la película.
Del mismo modo, en el supuesto de que trate usted de perfeccionarse, deberá estar en paz con su pasado si quiere vivir, en el futuro, en ese mundo de luz. Hay muchas personas que arrastran una oscura nube de recuerdos, o a veces, una conciencia culpable. La memoria se forma con nuestros pensamientos e ideas  a la vez influye en estos. De modo que la vibración de sus ideas estará en consonancia con la vibración de su memoria, y si ésta está sucia no podrán ser realmente felices ni sentirse limpios.
Si comen carne las vibraciones se hacen muy fuertes y el color del aura se tiñe de rojo.

¿Cuántas clases de vibraciones diferentes somos capaces de producir con el pensamiento?…
Observen, por favor.
(Pide a un espectador que suba, le hace sentar en una silla delante de él y le invita a quitarse las gafas).
Cierre los ojos y relájese… relájese…
(Le coloca el péndulo sobre la cabeza).
Respire por la nariz, con mucha calma y vaya borrando gradualmente sus pensamientos… respire naturalmente… su pensamiento se vacía… no tiene
imágenes (el péndulo se detiene transcurren varios segundos en completo silencio).
Ahora empiece a pensar en su novia, en lo bonita y encantadora que es.
Empiece a pensar en sus negocios, en las dificultades que se le presentan, las deudas, los problemas financieros, la posibilidad de que su compañía quiebre.
Piense ahora en la guerra, en los miles y miles de personas envueltas en ella, en las ciudades destruidas por los bombardeos y los incendios (el péndulo, que había empezado a girar suavemente, ha ido aumentando su movimiento hasta llegar a un punto máximo de agitación; a partir de aquí el movimiento empezará nuevamente a disminuir).

Como ha podido ver, la vibración cambia al cambiar los pensamientos. De igual modo, cuando está usted colmado de recuerdos infelices, su personalidad, es decir su vibración, no se serena y no puede usted ser feliz.
Por esta razón, aunque trate de comer macrobióticamente están surgiendo pensamientos, alucinaciones negativas.
Por eso les pido, por favor, que piensen:
“Hoy es un nuevo principio”.
Y mañana piensen otra vez:
“Hoy es un nuevo principio”.
Y así siempre, día tras día, porque cada día empieza todo de nuevo. Piensen además que hemos venido del infinito a través de millones de billones de años, y que estamos volviendo de nuevo al infinito.
Traten de hallar respuesta a estas preguntas:
¿Por qué hemos escogido este planeta?
¿Por qué hemos escogido esta época?
¿Qué les gustaría hacer en el transcurso de su vida?
¿Quizás desearían  hacer negocios, o ser maestros de escuela, o tal vez abogados?
¿Por qué han venido desde el infinito a través de millones de billones de años?…Todos lo hemos olvidado, y por eso todos nos preguntamos:
¿Qué hacer?
¿Algunos de ustedes podría responder a esta pregunta de por qué vinieron y cuál es el objetivo de su vida?
(El público da diversas respuestas)
­‐¿Prepararnos para la otra vida?
‐¿Ser útiles a los demás?
‐¿Para amar?
­‐¿Para contribuir al desarrollo integral de los demás?
‐¿Para morir?
‐¿Para desarrollar nuestra personalidad?
‐¿Para purificarnos?
(Hasta que un niño dice)
‐¿Para vivir?
Muy bien, para vivir. Tu respuesta es la más acertada.
A los niños no los han estropeado todavía con la educación, la conciencia social y los alimentos.
Y ahora te pregunto:
¿Cómo vivir?  ¿Qué es lo que te gustaría hacer cada día?
Seguramente vas a la escuela…
­‐Sí.
Pero vas porque tus padres te envían ¿no?
‐Sí.
¿Y si no tuvieras que ir a la escuela?
¿Qué haces cuando vuelves de ella?
­‐Juego.
Muy bien.
¿Y juegas solo o con amigos?
-­‐Las dos cosas.
Muy bien. Miren los pájaros, los animales y los peces. Ellos están jugando.
Ustedes están aquí para jugar, para jugar como seres humanos, con la Tierra como campo de juego.
Pero cuando vienen a esta vida para manifestarse y jugar como seres humanos se encuentran con muchas enfermedades. Quiere jugar, pero les ordenan:
“Estudia esto”.
“Haz aquello”,
“No pienses de este modo, sino de este otro”
Gradualmente van perdiendo su espontaneidad, van siendo esclavizados, condicionados cada vez más, hasta que se convierten en seres humanos domesticados.
Así que, cuando realmente quieren jugar se encuentran con que su compañero de juego está enfermo, o confundido mentalmente, o ustedes mismos están enfermos, y entonces el juego es imposible. ¿Qué podemos hacer frente a esta situación?
Ante todo conseguir que esos compañeros se hagan sanos y fuertes. Sólo así podrán ustedes jugar felizmente día y noche. Por lo tanto, divulguemos la macrobiótica…

Extraído de: Michio Kushi, Seminario de macrobiótica en Barcelona, 1977. 

Transcrito por Llucià Vila. Foto cedida por Carolina Vignola.

 

MACROBIÓTICA/VEGANISMO Y CONSUMO DE DROGAS

 

Al ser la marihuana un producto “natural”, últimamente ensalzada por sus supuestos beneficios consumida en pequeñas cantidades junto a tratamientos médicos químicos, no se termina de valorar objetivamente sus efectos energéticos en personas vegetarianas, veganas o macrobióticas, y puede ser peligroso si se consumen drogas junto a una alimentación de origen vegetal.
No estoy juzgando las drogas. Cada cual puede hacer con su vida lo que quiera, y experimentar libremente. Las drogas se han utilizado desde los tiempos más remotos con fines de apertura de consciencia, pero esto se ha hecho siempre de manera ritual y dentro de un contexto, y no como un hábito de consumo mecánico.


A lo largo de los años que llevo trabajando como nutricionista y tras observar los cambios que se han dado en mi y muchas otras personas a todos los niveles al cambiar a una dieta vegana-macrobiótica puedo afirmar que todas las personas nos volvemos mucho más sensibles al efecto de cualquier sustancia o vibración externa que incorporamos, ya sea comida, bebida, aire que respiramos, a sonidos, a ambientes sociales…
El efecto de las drogas sobre el cerebro es prácticamente el mismo en todas las personas, pero sus repercusiones a nivel mental y emocional varían en función de la constitución y condición de cada persona en concreto. Una persona muy yang, con una mente fuerte tolerará mejor estas sustancias que otra yin.
Las dietas basadas en una gran mayoría de productos vegetales carecen casi de energía yang extrema, a no ser por el miso, shoyu, umboshi…o ciertos métodos de cocción yang como la presión, horno, fritos…, el yang extremo viene de la sal y proteína animal. Los cereales también nos proporcionan esta energía yang, pero mucho más centrada y suave pues son vegetales. Por ello es importante no tomar drogas o azúcar en dietas vegetales ya que esto nos puede llevar a caer en emociones yin (dispersión, olvidarse de las cosas, confusión, victimismo, ñoñería, vivir como en un estado permanente de ensoñación o en las nubes, preocupación, “bajones”, ansiedad, tristeza, sin fuerza de voluntad, atontado, no sabe ayudarse a sí-mismo, lento, dependiente…) o en última instancia a alguna enfermedad mental.

Si hemos consumido yang extremos durante nuestra vida, o si hemos sido sometidos a circunstancias de presión, rigidez, exigencia…en un intento de contrarrestar su efecto de tensión en nuestro organismo, buscaremos incorporar yin extremo (drogas, azúcar, chocolate, helados, etc…) para relajarnos, paliar el fuego interior, evadirnos de las emociones yang (posiblemente de rabia, frustración, resentimiento…) que nos han producido. Porque es lo más rápido, lo que la sociedad de consumo nos pone delante, y lo que nos mantiene unidos a personas que vibran en la misma energía inconsciente (siempre es más fácil llorar y lamentarse en compañía que trabajar en soledad sobre nuestro lado oscuro).

Tal y como dice Georges Oshawa: “Como producto de una cultura carnívora, sometida a grandes presiones para conseguir el éxito en un mundo cada vez más competitivo, la persona atraída por las drogas suele ser excesivamente yang. La educación que ha recibido es tan rígida o analítica, que inevitablemente se sentirá atraída por el extremo opuesto –por todo lo que es yin- por todo lo expansivo que promete su libertad, el final de todas las restricciones. Su dieta, su educación y las presiones sociales a las que se halla sometida son tan yang que no quiere más que abandonarlo todo y “someter” su cuerpo, mente y espíritu a determinadas condiciones” (…) “al estar sometidos a un sistema educacional tan intensamente intelectual, lo único que quieren es llegar al otro extremo y aniquilar el intelecto, y el intelecto desaparece con la deterioración del tejido cerebral a través del consumo de drogas”.


Es también importante saber que ante la compulsión de tomar alimentos o sustancias yin extremas hay un montón de sustitutos sanos, y que esta compulsión nace de una tensión interior muy grande.
Vamos a ver ahora cómo explica esto Herman Aihara, uno de los maestros pioneros en macrobiótica, en un libro que ya no se edita y que es de gran ayuda para comprender, ya que solo comprendiendo podremos efectuar los cambios que necesitamos sin creer ciegamente lo que nos dicen y sobretodo de manera voluntaria y libre, que es la única que funciona.

MARIHUANA:

(Fuente: “Tabaco, mariguana y drogas duras” de George Ohsawa, Herman Aihara y Fred Pulver)

¿Es la marihuana capaz de producir daño físico? ¿Un daño mental? ¿Acaso resulta beneficiosa? Hace tiempo que la ley ya no prohíbe el consumo de alcohol. ¿Sería conveniente suavizar o eliminar las prohibiciones actuales que afectan al consumo de marihuana?
Estas son las preguntas que más fácilmente se suscitan cuando se habla de la marihuana y cuando los periódicos y revistas se ocupan de este tema, reina mucha confusión y se suele discutir bastante sobre este tema.
Por otra parte hay muchas personas que nos han preguntado nuestra opinión sobre estas cuestiones, añadiendo preguntas como: ¿Cuáles son los efectos específicos de la marihuana sobre la mente y el organismo humanos?, ¿Es posible que la marihuana sea un buen complemento para la dieta macrobiótica?, ¿ La marihuana, es yin o es yang?, etc…

DIFERENTES FORMAS DE CONSUMO Y EFECTOS FISIOLÓGICOS:

Al ser fumada, la marihuana entra rápidamente en la corriente sanguínea, a través de los pulmones, lo que impide su transmutación mediante las secreciones digestivas de la boca, del estómago y de los intestinos, y actúa entonces sobre el cerebro (sumamente yang, sobretodo el mesencéfalo – las células de nuestro cerebro consumen aproximadamente el 50% de oxígeno (yin) que respiramos) y el sistema nervioso. Es la parte parasimpática (yang) del sistema nervioso la más afectada. El hecho de que la marihuana se dirige especialmente a estas áreas demuestra que se trata de un producto extremadamente yin y explica porque la mente de una persona que consume marihuana queda “ensanchada”- expandida- yin.

William H McGlothlin, doctor en medicina y psicólogo de la Universidad de California declara que:
“los efectos fisiológicos inmediatos del consumo de marihuana son un aumento de los latidos del corazón (yin), una disminución de la temperatura del cuerpo (yin), un aumento de las pupilas (yin), micción frecuente (yin) y un incremento del azúcar en sangre (yin).”
Si bien es verdad que los efectos del consumo de esta droga son yin, los consumidores también experimentan efectos yang, como un aumento del apetito (muy especialmente por dulces) y una cierta deshidratación. ¿contradicen estos efectos yang nuestras afirmaciones anteriores sobre el carácter extremadamente yin de la marihuana?
A continuación explicaremos como estos efectos yang constituyen unas fases intermedias de un largo proceso yin de debilitación.

EXPLICACIÓN YIN-YANG DE LOS EFECTOS FISIOLÓGICOS:

El mecanismo de equilibrio del nivel de azúcar en la sangre:
Cuando comemos, el proceso de la digestión convierte los alimentos en glucosa (yin – un azúcar simple), la cual es llevada a la sangre por el páncreas. En este órgano, el aumento del nivel de azúcar en la sangre estimula la producción de insulina (sumamente yang), que es transportada por la sangre hacia el hígado, en el cual convierte el exceso de glucosa en la sangre, en glucógeno (yang, un azúcar complejo) que queda almacenado en el mismo hígado.
Una disminución del nivel de azúcar en sangre estimula la secreción de glucocorticoides por parte de las glándulas suprarrenales y de corticotropina por parte de la hipófisis (ambas secreciones son yin), que hacen subir el nivel de azúcar en
la sangre, mediante la conversión por parte del glucógeno almacenado en el hígado en glucosa.

Con otras palabras, en un cuerpo en buen estado de salud, el nivel de azúcar en la sangre depende de:
– la insulina (yang)
– los glucocorticoides y la corticotropina (yin)
Ahora bien, en un organismo que funciona mal, las oscilaciones en el nivel de azúcar en la sangre, son mucho más bruscas. Por ejemplo, si el páncreas segrega una cantidad excesiva de insulina, automáticamente se convertirá una cantidad demasiado grande de glucosa en glucógeno; el nivel de azúcar en la sangre disminuirá entonces y se mantendrá bajo. (este fenómeno, por cierto muy expandido se llama hipoglucemia. Responde a las causas siguientes: la sobre-estimulación del páncreas por cantidades excesivas de azúcares simples procedentes de azúcar, miel y frutas e indirectamente por drogas como por ejemplo la marihuana. Esta última causa será explicada en detalle en el próximo apartado.
Si por otra parte el páncreas no segrega suficiente insulina, el hígado no podrá convertir el exceso de glucosa en glucógeno. (así se produce la diabetes, cuando el páncreas se cansa de producir insulina para neutralizar los antes mencionados alimentos o drogas fuertemente yin, o cuando eventualmente queda totalmente agotado por este esfuerzo, se comenzará a acumular un exceso de glucosa en la sangre y se mantendrá elevado).
Con otras palabras, la estimulación excesiva por productos yin conducirá primero a la hipoglucemia (disminución del azúcar en la sangre) y más tarde a la diabetes (elevado nivel de glucosa en la sangre).

EFECTOS ESPECÍFICOS DE LA MARIHUANA SOBRE EL EQUILIBRIO DEL NIVEL DE GLUCOSA EN LA SANGRE:

Como ya hemos observado en ocasiones anteriores, la marihuana pasa directamente a la sangre, sin ser previamente transmutada por los órganos del sistema digestivo. Cuando llega al hígado, actúa como un catalizador del proceso de conversión de glucógeno en glucosa (rehecho actúa como un sustituto artificial de los glucocorticoides y de la corticotropina). Se elevará por tanto el nivel de azúcar en la sangre.

La primera consecuencia de esta elevación del nivel de glucosa en la sangre (yin) es el aumento de la combustión (yang) de la glucosa, proceso que produce residuos (yin) en la forma de agua y dióxido de carbono (C16H12O6 + 6O2——6CO2 + 6H2O). ésta es la causa del aumento de la micción (yin) que da lugar a una deshidratación (yang) que conduce al consumo de líquidos (yin). La segunda consecuencia consiste en la secreción de insulina (yang) que da lugar a la reconversión del exceso de glucosa en glucógeno y a la disminución del nivel de azúcar en la sangre(yang).

Si la persona en cuestión sigue fumando, se convertirá más glucógeno en glucosa; consecuencias: más combustión, micciones, producción de insulina, etc. Durante este proceso, tanto el suministro de glucógeno al hígado, como el nivel de glucosa en la sangre se reducirán considerablemente. Esto explica las ganas de comer cosas dulces. Si entonces se tomaran dulces, entonces se dispararía la producción de insulina, aumentaría la micción, etc.

Pero este círculo vicioso no dura eternamente. Todo lo que tiene un principio tiene un final. Tras unos días o unas semanas de consumo de marihuana, la sobreproducción de insulina provocará una hipoglucemia. Luego, llegará inevitablemente el momento en que el páncreas se canse de producir insulina, debido al estado de agotamiento en que se encuentra, lo que tendrá como consecuencia que se establecerá un estado de diabetes.

EFECTOS MENTALES:

Si bien los científicos médicos no tienen respuestas claras que ofrecer respecto a esos efectos, la mayoría de los psicólogos alerta sobre el peligro de cambios de personalidad producidos por la marihuana.

Ellos llaman la atención sobre el hecho de que los consumidores de marihuana acusan una disminución de la capacidad de trabajo (yin) y una tendencia al ocio y a la pasividad (yin). Suelen ser individuos introvertidos en exceso (yin) y acostumbrados a pensar en términos infantiles basados sobre fantasías (yin). Pierden la capacidad de pensar objetivamente y de tomar decisiones que requieren una mente clara y práctica (también son características yin). También suelen ser personas que en un grado más que normal están inclinadas a dejarse motivar por sugerencias de otras personas (ser fácilmente impresionable es también una característica yin). Con otras palabras, su capacidad de pensamiento (capacidad de juicio) se vuelve infantil, son personas que viven en un mundo de fantasías psicodélicas.

Aunque sea posible que estos efectos no sean cruciales para un/a fan de la medicina alopática, desde el punto de vista de la macrobiótica, son de suma importancia. Solo mediante el desarrollo de nuestra capacidad de pensar objetivamente podemos llegar a ser personas libres, y por tanto felices.
Hace unos dos meses un hombre joven de casi 30 años, tras haber estado viajando a la India, Turquía, el norte de África y México, vino a verme. Aunque se considera a sí mismo un seguidor y defensor de la manera macrobiótica de vivir, es al mismo tiempo un fanático e inflexible abogado de la marihuana. En su mundo confuso y distorsionado, la marihuana es una diosa. Si bien tiene una manera suelta y elegante de hablar, manifiesta tener un pensamiento subjetivo e ilógico. No es una persona responsable. Más pronto o más tarde, esta fachada de auto-satisfacción se derrumbará y se revelarán sus profundos temores ante la vida; la VIDA REAL. ¿Qué hará entonces?
Desde nuestro punto de vista, la necesidad de drogas que alteran la mente sólo cesará cuando las personas se hayan dado cuenta de la importancia de basar su civilización sobre el mundo de las plantas –comiendo cereales como alimento principal y verduras como alimento secundario. Sólo así podremos vivir feliz y alegremente, sin que nos acosen motivos de entregarnos a los “placeres” autodestructivos del mundo de las drogas.


ASPECTOS SOCIOLÓGICOS DE LAS DROGAS:

¿Cuál es el mal verdadero? Para comprender la contestación hace falta ponerse primero en el lugar de la juventud. Si tuvieras 20 años, ¿Cuáles serían los objetivos excitantes o los valores positivos que pudieran servir como base para el resto de tu vida?

¿La familia? La familia es una institución, que carece generalmente de necesaria felicidad y que muchas veces está a punto de desintegrarse. ¿La religión? Se encuentra en un camino difícil y no sabe qué decirnos. ¿La defensa de ideales políticos? Tal y como está, hemos dejado de confiar en la validez del sistema actual.

Las ciudades están cada día más contaminadas, más alejadas de la naturaleza. Parece que ya no sabemos valorar los árboles, la hierba, el agua pura, la salida y la puesta del sol. Las noticias mundiales están repletas de violencia, opresión, hechos sin propósito determinado, muerte y la amenaza de la guerra nuclear. Mientras las naciones industrializadas tienen automóviles, lavadoras, moqueta de pared a pared, semanas laborales de 48-60 horas, pero las mismas carecen de objetivos a largo plazo que hace que la gente llegue a disfrutar realmente de la vida. De hecho no parece haber objetivo alguno, ningún catalizador capaz de convertir la vida en algo que valga la pena. Decir que el futuro de la humanidad no parece nada brillante es quedarse corto.

El verdadero mal consiste en no saber a dónde va a ir a parar todo esto. El mal consiste en la falta de unos conocimientos espirituales concretos o de un objetivo para la vida. Efectivamente la marihuana es peligrosa, no tanto por lo que puede hacer como por lo que no nos deja hacer. No puede solucionar los problemas que tan desesperadamente necesitan de una solución, no puede dar un objetivo a una vida que carece de ellos, no puede traer la felicidad a un mundo que carece de ella.

La solución consiste en crear una alternativa mejor. Y esta alternativa implica el reconocimiento del verdadero significado y del verdadero objetivo de la vida, NUESTRO PROPÓSITO.

 

Más información sobre consultas y cursos de macrobiótica:

TLF: 638  893 371

CÓMO COMPENSAR LOS EFECTOS NOCIVOS DEL USO DE LAS PANTALLAS

 

Aparte de los efectos nocivos que la contaminación electromagnética proveniente de la radiación de los ordenadores o TV pueden producir en la salud, las pantallas de estos aparatos por sí mismas producen efectos nocivos sobre nuestra salud y bienestar debido a su luminiscencia.
Cuando se está mirando a una pantalla de forma constante nuestro organismo está aportando a la vista gran cantidad de nutrientes y sangre que son necesarios para poder soportar y asimilar la luz y la información que nos llega a través de los ojos.

Según la medicina tradicional china, la función de la vista la dirige el hígado; en especial el hecho de mirar a una pantalla luminiscente produce un desgaste de la sangre acumulada en el hígado.

Esto se puede manifestar en muy diversas maneras si el uso de la visión sobre la pantalla luminiscente es prolongado. Esta deficiencia en la sangre producirá unos sintomas debidos a la sequedad que se produce en el hígado y que pueden ir desde alergias cutáneas, dermatitis o neurodermitis, a cansancio, problemas para dormir (bien sea insomnio por la noche o insomnio por despertarse temprano de madrugada), ansiedad (debido al calor en el hígado sobre el corazón y éste al estar más caliente y más seco produce esta sensación de ansiedad o angustia u opresión en la zona del pecho o en el plexo solar). También este vacío de Yin puede producir sensación de vacío interno, llegando hasta la depresión sin causa justificada, con sentimiento de desmotivación vital. Esto último se exacerba debido al estancamiento de energía que se produce en el hígado y en el cuerpo cuando el organismo y el hígado están demasiado secos.

Otros síntomas acompañantes producidos por exceso de exposición a las pantallas pueden ser problemas musculares o tendinosos, un aumento de la susceptibilidad, nerviosismo, falta de sosiego, irritabilidad y cansancio. Este cuadro producido por la deficiencia de sangre puede llevar a tener en el trabaio y en la vida una falta de recursos y un bajo rendimiento que pueden producir una mayor ansiedad como consecuencia de ver que no llegas a cumplir como quisieras.

¿Cuántas son las horas máximas de uso de las pantallas para que éstas no sean perjudiciales? Esto dependerá de la fortaleza constitucional de la persona y de la buena condición en que estén sus órganos en este momento. Constituciones más fuertes aguantarán más rato en el ordenador, ya que tienen una mayor reserva de sangre en el hígado. En personas más débiles, más delgadas, más nerviosas con una menor reserva de sangre. de Yin y de fluidos en el hígado y en el plexo vascular intestinal pueden manifestarse más pronto los síntomas anteriormente dichos. En niños y adolescentes es especialmente importante cuidar este tema para evitar bajones de la inmunidad, cambios de carácter, desconcentración, ansiedad, hiperquinesis.

Un buen consejo es bajar el brillo de la pantalla para disminuir la luminiscencia e intentar no mirar más que lo imprescindible a la pantalla, fijar la vista fuera de la pantalla cuando no es realmente necesario posar la vista sobre ella. Por otro lado, el tratamiento dietético requerirá una ingesta de nutrientes aumentado para aportar más sangre al hígado, por lo cual está indicado comer en abundancia sobre todo alimentos jugosos y untuosos; no tomar alimentos secos muy salados ni picantes, ni alcohol ni café, ni fritos. Tomar abundantes zumos de frutas rojas como base: la fresa, el arándano, la uva roja, la sandía, y muy especialmente el zumo de zanahoria.

Una combinación muy recomendable en estos casos, especialmente en las estaciones calurosas desde mayo hasta noviembre es el zumo de zanahoria con medio limón o bien con un poco de remolacha o sandía o media manzana; este zumo se debe tomar según apetezca a razón de uno o dos vasos al día o cada dos días, según la condición de la persona. Es muy importante no olvidarse del consumo regular de legumbre. En estos casos, como aporte de Yin básico, se toma una cantidad mayor que en el aporte estándar: unas 5-7 cucharadas soperas de legumbre muy bien cocinada diariamente. (O incrementando la legumbre hasta un 25-30% del volumen total de la ingesta de la comida.) Va muy bien tomar dos cucharadas soperas de aceite de lino a diario mezclado con unas gotas de shoyu sobre la verdura u otro alimento. Es también especialmente recomendable tomar aceite de onagra a razón de 5-12 g diarios según necesidades.

Tomar también aceites de pescado ricos en ácidos grasos omega-3 (EPA y DHA) que estén bien conservados (o sea que tengan buen olor, signo de que no están oxidados), a razón de 3 g diarios. El aceite de sésamo también es recomendable, bien sea para saltear ligeramente o para su consumo crudo. El consumo regular de pasta, cereales integrales y verduras variadas es suficiente aporte proteico y la ingesta de los aceites marcados son básicos para recuperarse.

También se puede tomar melaza de cebada, una o dos cucharadas soperas diarias, y compotas y mermeladas sin azúcar ni fructosa hechas con sólo fruta de bayas o frutos rojos como son la cereza, la fresa, el arándano, la frambuesa, la mora, la uva roja, etcétera.

Muchos estados enfermizos y desórdenes que sufrimos provienen de los hábitos adquiridos. Saber relacionar esos hábitos con cada uno de esos padecimientos es clave para mejorar nuestra calidad de vida y nuestra salud. El abuso de horas ante la pantalla bien sea de ordenador o de televisión es una de las causas de problemas de salud más comunes en nuestra sociedad y sin embargo se ignora totalmente. No olvidemos que para que la inmunidad sea fuerte es importante que la sangre esté bien tonificada. Para ello en general es recomendable no mirar más de ocho horas por semana a la pantalla del ordenador. El número de horas puede variar según las constituciones pero un uso de más de doce horas semanales producirá inexorablemente un déficit del Yin del hígado que se manifestará tarde o temprano en el terreno biológico de la persona y, cómo no, en su carácter y tendencias. En los casos en que se excede es muy importante la suplementación regular para tonificar la sangre y el Yin del hígado. Dormir más de lo acostumbrado también ayudará a reponer estos fluidos.

Asimismo, se deberá procurar descansar la vista lo máximo posible. Es especialmente importante evitar el uso del ordenador o ver la televisión a partir de las 10-11 de la noche, que es cuando la sangre en el hígado empieza a reducirse.

Otros síntomas acompañantes producidos por exceso de exposición a las pantallas pueden ser problemas musculares o tendinosos, un aumento de la susceptibilidad, nerviosismo, falta de sosiego, irritabilidad y cansancio. Este cuadro producido por la deficiencia de sangre puede llevar a tener en el trabaio y en la vida una falta de recursos y un bajo rendimiento que pueden producir una mayor ansiedad como consecuencia de ver que no llegas a cumplir como quisieras.

Extracto del libro “Revitalíza tu salud y tu estado de ánimo” de Jorge Perez-Calvo.

LA CONDICIÓN ÚNICA DE LA FELICIDAD (G.OHSAWA)

Hasta la edad de 70 años, y durante cincuenta años, no he dejado de caminar sobre una vía única, y me encuentro en un estado extremadamente calmo y gozoso: el Séptimo cielo. El universo del desarrollo infinito no se nos escapa nunca. Tampoco está muy lejos de nosotros. ¡Aseguraos de ello y ascended lentamente la vía única hasta su cima!

1. Existen diferentes métodos para iniciar una vida feliz. La mayoría de estos métodos provienen de Extremo Oriente y son espirituales y van desde el entrenamiento ascético de las diferentes religiones hasta técnicas gimnásticas físicas como el yoga…existen numerosos métodos científicos occidentales pero hay pocos que tengan como meta la felicidad. Un sabio suizo, Hilty, ha denominado su método: “La Felicidad”…

Pero se trata de una cultura espiritual, cristiana y moral que es difícil de aplicar a la perfección salvo para algunos.

Los métodos que afirman que podemos establecer la felicidad en una vida material mediante la revolución social o mediante acciones violentas emiten cheques sin provisiones. Muchas personas entenderán esto antes o después.

Aún no hemos encontrado el modo científico para obtener la felicidad, más bien al contrario. Lo que llamamos “una vida feliz” no puede existir a través de la ciencia.

El fin de la civilización científica se acompaña de la ruina de la humanidad entera en la guerra termonuclear.

A pesar de esto, sabéis que nunca menosprecio la revolución científica ni la revolución social. Y así, muchos afirman que soy un hombre que toma parte en la revolución científica y social. Y yo puedo afirmar con claridad que no soy un hombre contrario a las revoluciones sociales, ni a las civilizaciones, ni al desarrollo de la ciencia. Mantengo un gran respeto incluso hacia la invención de la bomba atómica. ¡Igualmente admiro la grandiosa guerra termonuclear!

Soy el hombre que aplaude tanto cualquier creación, como cualquier destrucción. No dudaría nunca en cooperar mediante cualquier esfuerzo, aunque sea vano, si la meta fuera obtener la libertad infinita y la felicidad eterna.

No dudaría en ofrecer toda mi admiración, aún incluso hacia el médico conformista que se gana la vida chupándole la sangre a los más lamentables e ignorantes esclavos del mundo. Y ateniéndome razones más fuertes, ofrecería mi simpatía y mi piedad a estos conformistas de bajo juicio que juegan un papel político dependientes de una ciencia determinada y de una medicina determinada.

Y a pesar de ello, estoy muy satisfecho de no haber seguido el juego de estos políticos y médicos, ni de estos revolucionarios. A decir verdad, y con creces, he nacido dotado de un carácter trágico, encabezando un movimiento revolucionario catastrófico y sensacional. He heredado el carácter de mi madre que murió muy joven.

Ella murió después de seguir al 100% y valientemente un modo de vida fundamentado en la nueva ciencia. Yo conservo firmemente este espíritu de mi madre, incluso en el presente, a la edad de setenta años. Pienso que todos los chicos viven con el espíritu de su madre en cuanto a energía se refiere. La influencia del padre es extremadamente menor. Hice, de hecho, hace veinte años un poema alabando a mi madre. Y aún hoy en día vivo dentro del espíritu de este poema. Así, todas mis palabras y mis realizaciones desde hace setenta años han sido la única realización de este espíritu de mi madre.

Para describirlo en una sola palabra, es el comportamiento de quien tiene hambre y sed de Justicia.

Vivo de la mañana a la tarde, y por la noche en mis sueños, sin estar separado ni un instante de mi madre. He vivido realizando en cada instante todas las metas de mi madre, y esto durará hasta el fin de mi vida. Mi madre ha atravesado su pobre vida considerando con todos sus esfuerzos que la civilización científica, la medicina y la higiene moderna eran la justicia. Todos los japoneses creen que la ciencia occidental enseña la justicia y las cosas más esenciales de la vida tal y como lo hace la filosofía de Extremo Oriente, si bien, en realidad, los métodos occidentales son mayormente técnicas.

2. En China, la definición de la felicidad se extiende a cinco condiciones:

1- la longevidad

2- el desapego del dinero: no estar atado a la riqueza

3- la certidumbre

4- amar el cultivo de la propia virtud y personalidad

5- pensar sin cesar en hacer algo más grande y más maravilloso: restablecer la salud del propio cuerpo – restablecer el orden en la propia familia – establecer un gobierno pacífico – guiar correctamente al mundo hacia la justicia.

¡La felicidad occidental es completamente diferente de esta felicidad!

El gran Diccionario de Webster, el Larousse y el Littré lo explican extensamente y sus conclusiones son sorprendentes:

1. es lo que no podemos obtener en este mundo

2. la suerte

3. lo que llamamos felicidad no existe sobre la Tierra, etc…

Mi conclusión sobre las definiciones de felicidad en Occidente son:

1. riqueza

2. riqueza

3. riqueza

4. riqueza

5. ¡riqueza!

Resumiendo, es el dinero.

El oro, el dinero, la fortuna, los tesoros que Jesús despreció se han convertido en los aspectos más importantes del mundo y los más preciados. Así, es natural que la ciencia se haya convertido en el estudio más prestigioso, la industria en la actividad más poderosa, y que hayan guiado a la humanidad hacia la guerra. Es decir, en Occidente, la cuarta de las siete etapas del juicio se ha convertido en el juicio más elevado.

El cuarto juicio no es malo, pero si Occidente accedíera al 5º y al 6º, y sobre todo al 7º, la ciencia en sí misma se volvería mucho más maravillosa.

En cambio, el Lejano Oriente que enseña en primer lugar el 7º juicio, considerando los seis otros como poco importantes, ha sido colonizado totalmente por la civilización occidental, tal y como podemos apreciar actualmente.

Sin embargo, en Japón, el 3er juicio es desarrollado con notoriedad. En cuanto al amor, su fundamento está basado en la ley del 7º juicio: o todo o nada. Hasta las canciones populares dicen: ” ¡ No temas, estoy contigo hasta si hay que ir al fondo del infierno! ”

Paul Claudel, cónsul francés en Oriente, dejó una colección extraordinaria de este género de canciones populares traducidas.

Todos los amores modernos son como el amor de la 1ª etapa, como el amor del plancton de las amebas, o del 2º, como el gato o el perro: amor sexual y espontáneo.

Mientras no tengamos la pasión de vivir hasta el fin el amor de la 1ª o 2ª etapa, no podemos realizar la de la 3ª o 4ª etapa.

Amar, es hacer feliz a tu compañero/a, y la felicidad de la que hablo, es la libertad infinita, la justicia absoluta, la felicidad eterna. Este amor, convertido en lo más profundo hasta su fin, es el amor de toda la humanidad, de todos los animales, de todos los vegetales, es el amor universal tal y como Erasmo lo describió, es el amor de la 7ª etapa. Entonces, si no habéis probado la alegría de amar a una sola persona con todo vuestro corazón, con todas vuestras fuerzas, no lograreis imaginar la alegría infinita del amor de la que habla Erasmo; es decir, el amor o la tristeza universales. Es evidente que no se logre comprender esto sin haber experimentado la tristeza profunda e insoportable que provoca ser traicionado por tu pareja.

Quien no comprende tal tristeza trágica y quien verdaderamente no ha amado jamás a nadie, solo conoce el amor del plancton, de la 1º etapa.

Durante la primavera, nos enamoramos: es un efecto maravilloso de la polarización yin-yang del 6º cielo. Este amor debe desarrollarse hasta el amor ilimitado, infinito y absoluto. Pero muchos paran este desarrollo y se fijan el amor de la 1º o de la 2º etapa.

Si queréis descubrir el carácter verdadero – o el juicio de una persona, observad sólo su comportamiento en el amor.

La condición que pongo como la más grande y más auténtica para la felicidad, no es la de la definición china, la de Hilty, ni la de Descartes, ni la de Schopenhauer, ni hasta la de Erasmo. Valora en una palabra:

“Ser humano/a”.

Es el establecimiento de la libre voluntad. Ser humano/a significa que se ha controlado la espiral logarítmica del orden del Universo, a lo cual me he dedicado toda mi vida. Los diferentes aspectos de este mundo son debidos a la diferenciación del aspecto UNO infinito, de lo absoluto. El origen de las personas, es el alma universal o Espíritu, cuya función es la memoria, el juicio, la voluntad.

Las seis etapas que se manifiestan entre el mundo no diferenciado y el mundo diferenciado son la vía de la espiral logarítmica eterna, en las que el hombre debe efectuar una ida y vuelta.

Es decir, la felicidad del hombre, es exactamente reconocer la nacionalidad de su país natal: el 7ª cielo, el infinito. Es reconocer claramente el sentido de la Unidad, sentir que el alma es UNA, que todo en el mundo es indivisible, aunque el ser humano sea diferenciado y su cuerpo sea dividido en billones y billones de individualidaes. Es el sentido de la unidad, el diseño de la identidad de la humanidad y la unificación del mundo entero.

Cuando se llega a este punto, ya no hacemos distinciones entre nosotros y los demás, y en este preciso momento ya no hay separación. En el mundo entero todos se reunen en uno solo, los otros dejan de existir: ya no hay luchas, ni celos, ni rencor, ni envidia. Si sentimos lástima o pena hacia alguien esto significa que somos dualistas, exclusivos!

SIEMPRE HE DICHO QUE L@S MACROBIÓTIC@S DEBEN SER INSEPARABLES.

Quienes respiran el mismo oxígeno, se calientan con la misma luz, beben de la misma fuente, viven alimentándose de la leche y de la sangre de la misma tierra, de la misma madre-matriz, son hermanos y hermanas, y la relación entre hermanos y hermanas, que no fue enlazada por la violencia o por la ley no podrá ser rota por ellas. ¡Aún con razones, la relación entre padres e hijos, entre compatriotas, entre marido y mujer, entre maestro y discípulo, entre amigos del alma, no puede romperse en una vida entera! Aunque las opiniones y las ideas se opongan, lo que es sólo una contradicción de los juicios más bajos hasta el 6º, pero en el 7º juicio es imposible oponerse, ni ateniéndonos a cualquier motivo, separarnos.

En el mundo del 7º juicio, no hay posesiones, ni separación, ni desesperación, ni juramentos, ni deberes, ni derechos. Es un mundo sin contrato, es el mundo de la Libertad, el mundo de la identidad de sí y de los otros, es UNA alma para billones de individuos. El que habla de oposición y de separación es un oportunista y un dualista. Reconoce así su ignorancia de lo absoluto y del infinito.

¡AMIGOS MACROBIÓTICOS DEL MUNDO ENTERO! ¡AMIGOS, MARCHAD JUNTOS SOBRE EL CAMINO DE LA LIBERTAD INFINITA, DE LA FELICIDAD ETERNA Y DE LA JUSTICIA ABSOLUTA, UNIDOS POR UNA OPCIÓN EXTREMADAMENTE RARA EN LA GENTE. EVITAD LA DESUNIÓN, NO OS ABANDONÉIS LOS UNOS A LOS OTROS!

No hay que dejar a un amigo, incluso si es extremadamente incomprensivo, porque la libertad infinita, la justicia absoluta, la felicidad eterna son UNA. Es el cielo del monismo. Si abandonáis vuestros amigos, familia, maestro, esto significa que emigráis al mundo de la oposición, al mundo del bajo juicio y del dualismo. ¡Jamás abandonad, incluso si lucháis u os peleáis terriblemente!

Un hermano será siempre un hermano, hasta después de su muerte. Si se encuentran defectos en los amigos, sólo hay que buscar la explicación para que puedan comprender el motivo. Si no llegáis a convencerlos, esto quiere decir que todavía no habéis alcanzado el 7º juicio, que os corresponde redoblar vuestros esfuerzos.

Hasta por un vaso de agua o un tazón de arroz, el reconocimiento es siempre el reconocimiento. ¡Si no se devuelve diez mil veces, esto crea una deuda eterna, somos ingratos arrogantes, exclusivos! Es el maestro ISHIZUKA quien me salvó de una enfermedad mortal, y me dediqué toda la vida a salvar diez millones de existencias para demostrar esta gratitud: UN GRANO, DIEZ MIL GRANOS. Para mí, diez mil o un millón no son conlllevan diferencias. Para mí, diez mil personas significan el mundo entero. Un grano, diez mil granos, no es en realidad el reembolso de la libertad, de la justicia. Sólo, los que siguen esta vía de ” Un grano, diez mil granos ” pueden obtener el ser ciudadanos del país de la Libertad Infinita, de la Felicidad Eterna, de la Justicia Absoluta.

Estas reflexiones sobre la condición única de la Felicidad se ha extendido más de lo que quería. Es a causa de mis torpezas de expresión. Hay que decir también que es triste, que esta condición única de la felicidad haya tenido que ser descrita de modo negativo y pasivo, con frases que comienzan por ” no hace falta “!

¡ La vía de la macrobiótica y del HE PODIDO, a la que he dedicado toda mi vida, no es una disciplina que contiene ” no hace falta “, a manera de los diez mandamientos de Moisés!

Mi vía es sin condiciones e ilimitada. Empeño mi orgullo en no emplear palabras imperativas. La única condición, o la obligación, o la disciplina más o menos obligatoria de la práctica macrobiótica es: ” MASTICAD BIEN “.

Sin embargo, como en una disciplina moral, os digo ” no lo dejéis, no hay que abandonar”. Es evidente que es una recomendación absolutamente inútil para la gente del 7º juicio.

De hecho, esta condición es completamente inútil: sólo hay que dejar hacer a los que quieren irse.

Los que dejan esta vía monista y única, son unos dualistas, habitantes del mundo del plancton y de los animales. Lentamente, uno tras otro, subirán al 7º cielo, después de haber malgastado varios cientos de millones de años. Es absolutamente inútil recomendarles imitar a la gente del 7º cielo, esto sería absurdo e ineficaz. Esto puede ser útil sólo para los que están muy cerca del 7º cielo y lo distinguen como una luz en la noche sombría.

La macrobiótica es eficaz por sí sola.

No fiarse de la eficacia de la macrobiótica es un castigo normal para los que no la practicaron seriamente durante diez años. Hacer una sola vez una desviación borra toda la eficacia de la práctica precedente. Una persona de bajo juicio a menudo concluye que la macrobiótica dialéctica del HE PODIDO, es la cristalización del 7º juicio, y esto es un pensamiento simplista e infantil, y es sospechoso, ya que no es susceptible de un estudio experimental preciso. Esta opinión precisamente es el reflejo de una arrogancia simplista e infantil.

La física nuclear, al fin de un estudio experimental preciso, logró determinar que la unidad fundamental del Universo fue formada por protones, neutrones, electrones, etc. Es decir dualismo, pluralismo! ¡Y hela aquí al borde del suicidio! Es la historia y el fin de un largo viaje sobre el camino de los juicios bajos. La ciencia sabe esto, ahora. Tiene el deseo profundo de alcanzar pronto el monismo.

Georges Ohsawa